Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
No. Vosotros dos podéis iros. Yo me quedo aquí hasta que salga Nimbo.

Corazón de Fuego a Tormenta de Arena y Cuervo en Antes de la tormenta, página 234


El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 20 de Antes de la tormenta. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo

PdV de Corazón de Fuego

Corazón de Fuego ve cómo dos perros atraviesan el seto y comienzan a perseguirlo. Sin pensarlo, él, Tormenta de Arena y Cuervo echan a correr. Los dos miembros del Clan del Trueno permanecen juntos, y, tras voltearse para descubrir que los dos enormes perros están casi encima de ellos, Corazón de Fuego se percata de que Cuervo se les separó. Animando a su compañera, la insta a llegar a un abedul que hay a la distancia. Ambos aceleran, y Tormenta de Arena logra llegar al árbol, aferrarse a éste y trepar por él.
Antes de seguirla, Corazón de Fuego se voltea nuevamente, y descubre que los perros están prácticamente sobre él. Girando sobre sí, el joven araña a uno de los perros y consigue trepar al abedul. Ya sobre una rama, observa cómo sus perseguidores se quedan esperándolos abajo, aullando con frustración. Mientras intentan calmarse, Tormenta de Arena pregunta dónde está Cuervo. Su amigo supone que el solitario estará bien, pero la gata apunta que, siendo el territorio de Cuervo, éste debería haber estado al tanto de la presencia de perros en ese lado del campo. Con expresión ensombrecida, insinúa que quizás Cuervo los haya guiado hasta allí a propósito, ya que apareció de la nada para conducirlos. Corazón de Fuego, al escuchar las sospechas de su amiga, se pone a la defensiva.
De pronto, tanto ellos como los perros escuchan un maullido agudo. El lugarteniente del Clan del Trueno vislumbra a Cuervo entre la cebada, y los perros, quienes esperaban debajo del árbol, se abalanzan en carrera en dirección al solitario, quien los aleja de sus compañeros, atravesando ágilmente el campo. Súbitamente, un Dos Patas grita a los desenfrenados perros, apareciendo desde una valla y llevando consigo unas varas. Los perros le obedecen y van hacia él, hasta que el Dos Patas los agarra por el collar y los sujeta con sus varas. Luego se aleja, llevándoselos a la rastra. Cuervo se aproxima a sus compañeros, quienes bajan el árbol para continuar camino. Corazón de Fuego decide no contarle a su amigo que Tormenta de Arena sospechaba que los había llevado hasta una trampa; sabiendo que el solitario ya habrá supuesto la desconfianza de la guerrera, a pesar de no dejarse intimidar por ella.
Los tres continúan su camino subiendo una elevación y contemplan la casa que Cuervo les había indicado. Recelosa, Tormenta de Arena comenta que no capta el olor de Nimbo, y el solitario le responde que su olor ya era rancio la vez que se encontró con el, ya que sus Dos Patas deben mantenerlo encerrado en la casa. Corazón de Fuego apremia a sus amigos sin darles la ocasión de discutir, y pensando, nervioso, si Nimbo querrá regresar o si el Clan del Trueno podrá aceptarlo de vuelta tan fácilmente.
Los tres se acercan a la casa, saltando un seto podado y cruzando el prado que rodea la vivienda. Al llegar, Cuervo guía a los demás bordeando la esquina de la casa, hacia la ventana por la que vislumbró a Nimbo la última vez. Con tensión, Tormenta de Arena apunta que del mismo modo en que será fácil ver al aprendiz, también será fácil ser vistos por los Dos Patas. La luz del interior de la casa se proyecta hacia afuera, y se oyen las pisadas de los Dos Patas. Corazón de Fuego calcula que la ventana está muy alta, por lo que, para poder echar un vistazo, decide trepar un árbol nudoso e inclinado que crece en paralelo a la pared. De este modo, consigue llegar hasta la ventana, desde donde observa el interior de la estruendosa casa.
Lo primero que ve es a un Dos Patas, reconociendo aquel sitio como donde prepara la comida. Intentando alejar sus propias memorias de su edad temprana, Corazón de Fuego continúa buscando señales de Nimbo. En una esquina de la vivienda Dos Patas, descubre a una figura blanca enroscada sobre un lecho, y se emociona; pero descubre para su decepción que se trata de un pequeño perro, el cual se levanta y comienza a ladrar escandalosamente a los pies del Dos Patas. De pronto, Nimbo aparece, y el perro blanco le sale ladrando al encuentro, pero el otro sólo lo ignora con frialdad. Esperanzado, el gato rojizo comunica a sus amigos que encontró al aprendiz. Este se queda en un repecho, el extremo más alejado de la ventana.
Al observar a su sobrino, Corazón de Fuego se percata de que éste tiene la mirada perdida en la ventana, por encima de él; y que posee una mirada cargada de tristeza, además de parecer más delgado. Esto convence al lugarteniente de que Nimbo no es feliz en esa casa viviendo como gato doméstico. Con cuidado de no producir ningún sonido para no ser descubierto, Corazón de Fuego frota sus patas contra la ventana, intentando captar la atención del aprendiz. Tras un momento, éste lo escucha y lo ve, y suelta un maullido encantado. Advertido por el ruido, el Dos Patas de la casa se voltea, y el gato rojizo salta de la ventana hacia el suelo, comunicándole a sus amigos que Nimbo lo ha visto, pero el Dos Patas también.
Cuervo determina que deberían irse, y su compañero establece firmemente que se quedará hasta que salga Nimbo. Tormenta de Arena teme que los Dos Patas suelten a su perro, pero Corazón de Fuego declara que no puede abandonar a su sobrino ahora que lo ha visto. En ese momento, un chirrido suena detrás de ellos, y un Dos Patas sale al jardín iluminando el terreno, portando un torrente de luz. Descubriendo a los gatos, el Dos Patas les grita y comienza a ir hacia ellos, dejándolos acorralados.

Personajes

Principales

Secundarios

Mencionados

Lugares

Errores

  • Se muestra que la casa de Dos Patas donde está Nimbo se encuentra en un valle[3], cuando en el capítulo anterior se menciona que la casa se encuentra en una pendiente[9][10]. No se especifica si la casa está al fondo del valle o en la pendiente que baja al mismo[11][9].

Referencias y citaciones

  1. 1,0 1,1 1,2 Revelado en Antes de la tormenta, página 227
  2. Revelado en Antes de la tormenta, página 228
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 Revelado en Antes de la tormenta, página 230
  4. Revelado en Antes de la tormenta, página 233
  5. 5,0 5,1 Revelado en Antes de la tormenta, página 229
  6. Revelado en Antes de la tormenta, página 234
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 7,5 Revelado en Antes de la tormenta, página 231
  8. 8,0 8,1 Revelado en Antes de la tormenta, página 232
  9. 9,0 9,1 Revelado en Antes de la tormenta, capítulo 19
  10. Revelado en Antes de la tormenta, página 226
  11. Revelado en Antes de la tormenta, capítulo 20


Capítulos de Antes de la tormenta
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Capítulo 25Capítulo 26Capítulo 27Capítulo 28Capítulo 29Capítulo 30
Advertisement