Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
¿Y tú te llamas a ti mismo líder? Todo el clan morirá de hambre, y será culpa tuya.

Cola Moteada a Estrella de Fuego en Claro de luna, página 200

El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 16 de Claro de luna. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo[]

PdV de Hojarasca[]

Una fría gota de lluvia salpica a Hojarasca, y ella se la sacude con irritación. Por encima de ella, el viento agita los árboles, y estación sin hojas está apenas a una luna de distancia. Carbonilla anuncia que Cascarón le ha dicho que los gatos que han comido conejos han caído enfermos, y que los Dos Patas deben haber hecho algo a las presas. Hojarasca, agazapada junto a la pila de carne fresca, observa ansiosa cómo Carbonilla le cuenta a Estrella de Fuego lo que vieron en las Rocas Altas, y su corazón se retuerce al ver la preocupación en los ojos verdes de su padre. Estrella de Fuego exclama que ahora ya no pueden comer conejos y que todos morirán de hambre. Tormenta de Arena señala que aún no ha muerto nadie en su territorio, y que tal vez el problema esté sólo en el Clan del Viento. Carbonilla dice que los conejos cruzan la frontera todo el tiempo, y que no pueden arriesgarse. Estrella de Fuego dice que anunciará al clan que ya no pueden comer conejos. Tormenta de Arena dice que tienen que comer algo y que organizará una patrulla de caza, y desaparece entre las ramas de la guarida de los guerreros. Carbonilla dice que deben quitar todos los conejos del montón de carne fresca. Hojarasca mira el pequeño y lamentable montón de carne fresca y ve el único conejo rollizo en frente en ella. Se le hace la boca agua, pero luego se le revuelve el estómago al pensar en lo que le habrán hecho los Dos Patas. Cree que puede percibir un olor fuerte como el del conejo del Clan del Viento, pero no está segura.
Estrella de Fuego ordena sacar el conejo y enterrarlo, y Carbonilla le recuerda a Hojarasca que no lo recoja con la boca. Hojarasca apenas saca el conejo del montón de carne fresca cuando Cola Moteada, la gata más anciana del Clan del Trueno, pasa por allí y le echa una mirada apreciativa al conejo. Dice que espera que sea para los veteranos, pero Carbonilla le explica sobre el conejo envenenado que ella y Hojarasca encontraron en el territorio del Clan del Viento. Cola Moteada se burla y dice que Cascarón estaba mintiendo sólo para debilitar al Clan del Trueno. Hojarasca mira a Carbonilla y se da cuenta de que no tiene sentido intentar convencer a la veterana hambrienta. Estrella de Fuego afirma que no comerán más conejos, pero Cola Moteada se abalanza sobre el conejo y comienza a desgarrarlo hambrientamente.
Carbonilla le grita a Cola Moteada que se detenga, y Estrella de Fuego la empuja lejos del conejo, ordenándole que no se lo coma por su propio bien. Cola Moteada mira a Estrella de Fuego, y Hojarasca entiende su desesperación, pensando que sólo el hambre habría llevado a la gata más gentil a hacer esto. Cola Moteada le escupe a Estrella de Fuego que todo el clan morirá de hambre por su culpa, pero Carbonilla insiste en que Estrella de Fuego está haciendo lo correcto al no alimentar al clan con comida que los matará más rápido. Cola Moteada regresa a la guarida de los veteranos, y Hojarasca le reza al Clan Estelar para que el conejo no esté envenenado.
Hojarasca está subiendo el barranco junto a Carbonilla el día después de su viaje a las Rocas Altas y la discusión con Cola Moteada. Carbonilla está abasteciéndose de hierbas, ya que el clan corre más peligro de enfermermarse que de costumbre debido a su hambre. Carbonilla maúlla que no tiene sentido acercarse a los monstruos de Dos Patas, y que en su lugar revisarán las Rocas Soleadas. Hojarasca ve las hojas muertas en el suelo y piensa que solía lanzarlas y perseguirlas cuando era una cachorrita, pero ahora apenas tiene energía para poner una pata delante de la otra.
Carbonilla y Hojarasca llegan a las Rocas Soleadas, y Carbonilla encuentra una mata de álsine y comienza a morder los tallos. Hojarasca busca más hierbas a su alrededor, y mira con anhelo todas las plantas que crecen en la orilla del río, pero sabe que están en territorio del Clan del Río, y ha aprendido la lección de ser castigada después de la lección de pesca con Ala de Mariposa. Hojarasca oye un ruido de raspado y ve a un campañol desplazándose por la base de una roca cercana. La percibe y trata de alejarse, pero Hojarasca salta hacia él y le da un mordisco en el cuello. Su estómago le gruñe para que se coma la presa, pero Hojarasca se lo lleva a Carbonilla y la deja caer ante ella. Carbonilla le guiña a Hojarasca en señal de agradecimiento, pero le dice que se lo coma porque lo ha cazado ella. Hojarasca dice que puede atrapar otro, y le dice a Carbonilla que se lo coma, ya que el Clan del Trueno estará perdido si su curandera cae enferma. Carbonilla finalmente le agradece a Hojarasca y se deshace del campañol con rápidos mordiscos.
Hojarasca está a punto de ir a buscar más hierbas cuando oye que alguien grita el nombre de Carbonilla. Carbonilla se levanta y grita que está ahí, y el aprendiz de Musaraña, Zancón, irrumpe desde los árboles. Se pone a resollar que es Cola Moteada, y Carbonilla pregunta qué le pasa, a lo que Zancón responde que se queja de dolor de estómago. Carbonilla exclama que sabía que el conejo estaría envenenado, y le dice a Zancón que se adelante y le diga al clan que está llegando. Se dirige a Hojarasca y le dice que se quede a recoger más hierbas y que traiga el álsine. Carbonilla se da la vuelta y cojea tan rápido como puede hacia los árboles, y Hojarasca espera hasta que su mentora haya desaparecido para volver y recoger más hierbas. Hojarasca piensa en lo que Cascarón había dicho sobre el tratamiento de los gatos enfermos. Les había dado una dosis de milenrama, pero sólo los más fuertes se habían recuperado, y Cola Moteada es vieja y está debilitada por el hambre. Le reza al Clan Estelar para que les muestre qué hacer antes de que los Dos Patas los destruyan a todos.
Hojarasca apenas comenzaba a buscar más hierbas cuando oye un lamento estridente procedente del río. Se pregunta si debería cruzar la frontera del Clan del Río, pero cuando vuelve a oír el lamento, se lanza a la orilla del río sin dudarlo más. El río se agita, arrastrando ramas y otros desechos. Hojarasca busca en el agua espumosa el origen del lamento. Ve la pequeña cabeza negra de un gato que se aferra a una rama flotante. Hojarasca se prepara para saltar al río, pero sabe que la corriente es demasiado fuerte y el gato está demasiado lejos. Antes de saltar, ve a otro gato salir de los juncos y saltar al río, golpeando con sus fuertes patas al gato negro. Reconoce al gato gris azulado como Vaharina, la lugarteniente del Clan del Río.
Vaharina alcanza la rama y la empuja hacia la orilla, pero antes de que puedan alcanzarla, la rama se voltea, arrastrando a Vaharina bajo el agua con ella. Hojarasca jadea horrorizada, pero ve a Vaharina resurgir en la orilla, arrastrando al pequeño gato negro con ella. Hojarasca pregunta si puede ayudar, y Vaharina levanta la vista y le dice que se acerque. Hojarasca comienza a cruzar los pasaderos, pero resbala en el tercero y cae al río. De repente, siente un cálido toque a su lado que la empuja de vuelta a la piedra, y siente un dulce aroma que la envuelve. Piensa en Jaspeada, pero no ve nada. Con la presencia de la Piedra Lunar a su lado, Hojarasca salta rápidamente sobre las piedras y corre por la orilla más lejana hacia Vaharina. Antes de que pueda alcanzarla, Ala de Mariposa y Alcotán se abren paso entre los juncos para estar junto al gato negro.
Alcotán exige saber qué pasó, y Vaharina dice que Junquillo se cayó al río y le dice a Alcotán que vaya a buscar a Arcilloso. Ala de Mariposa dice que salió a recoger hierbas y que ella irá a buscarlo. Comienza a ir río arriba, pero Alcotán dice que tardará demasiado. Le dice a Ala de Mariposa que examine a Junquillo en su lugar. Entonces se fija en Hojarasca, y, mirándola con frialdad, le pregunta por qué está ahí. Vaharina dice que la llamó para que la ayudara, y Alcotán suelta un bufido de disgusto. Hojarasca se agacha junto a Junquillo, y se da cuenta de que es muy pequeño y probablemente sea un aprendiz reciente. Le sale agua de la boca y tiene un corte en la pata que rezuma sangre.
Vaharina dice que debe haberse caído y la rama lo golpeó. Hojarasca se acerca a Junquillo y respira aliviada al ver el ascenso y descenso de su pecho. Sin embargo, su respiración es cada vez más débil, y Hojarasca mira a Ala de Mariposa, esperando que empiece a tratar al aprendiz. Ala de Mariposa sólo mira fijamente. Alcotán le dice que se ponga a ello, pero Ala de Mariposa mira a Hojarasca con miedo en los ojos, diciendo que no tiene las hierbas adecuadas y que tiene que volver al campamento. Vaharina le dice que no hay tiempo para eso. Hojarasca entiende el nerviosismo de Ala de Mariposa, y se pregunta dónde está Arcilloso. Entonces una voz comienza a hablar en la mente de Hojarasca, diciéndole que recuerde el entrenamiento de Carbonilla. Hojarasca maúlla que ahora lo recuerda, y Alcotán le pregunta si sabe qué hacer. Hojarasca asiente, y Alcotán aparta a Ala de Mariposa, que sigue con los ojos abiertos y congelados, para que Hojarasca pueda acercarse a Junquillo. Hojarasca le indica que vaya a buscar unas telarañas, y Ala de Mariposa le lanza una mirada asustada antes de correr hacia la orilla del río. La voz de Jaspeada le dice a Hojarasca que le saque el agua, y Hojarasca levanta a Junquillo con su hombro para que el agua salga a borbotones de su boca. Jaspeada anima a Hojarasca, diciendo que ahora Junquillo puede respirar bien y que pueden ocuparse de su pelaje mojado. Junquillo comienza a toser débilmente, y da un grito de dolor.
Vaharina lame a Junquillo de forma tranquilizadora y le dice que va a estar bien, y Hojarasca le dice que le lama el pelaje del lado contrario para calentarlo. Vaharina comienza a lamerlo vigorosamente, y Alcotán, después de un momento de vacilación, comienza a hacer lo mismo en el otro lado de Junquillo. Ala de Mariposa reaparece junto a Hojarasca con un fajo de telarañas, y Hojarasca le dice dónde ponerlas. Hojarasca le pregunta a Junquillo si le duele alguna otra parte, y éste le dice que sólo le duele el omóplato. Hojarasca lo examina en busca de otras heridas, pero no encuentra ninguna. Alcotán dice que tiene suerte de que Hojarasca haya estado ahí, y reprende a Ala de Mariposa por no hacer su trabajo como curandera. Ala de Mariposa se encoge. Hojarasca le pregunta a Junquillo si puede ponerse de pie, y él se tambalea sobre sus patas, Vaharina apoyándolo en un lado. Alcotán le pregunta si puede volver al campamento, y Junquillo asiente. Junquillo empieza a dar las gracias a Hojarasca, pero entonces nota su olor al Clan del Trueno. Hojarasca le informa que es la aprendiza de Carbonilla, y le dice a Vaharina que lo traiga directamente de vuelta y que Arcilloso lo revise y le dé hojas de tomillo para el shock. Ala de Mariposa añade semillas de adormidera, pero Hojarasca dice que es mejor que duerma por sí solo. Ala de Mariposa vuelve a agachar la mirada, y Alcotán le lanza una mirada de desaprobación antes de dirigirse hacia el campamento del Clan del Río río arriba, Vaharina y Junquillo la siguen.
Mientras se van, Hojarasca envidia sus fuertes músculos y sus cuerpos bien alimentados, pensando que el Clan del Río es el único clan que no se ha visto afectado por los Dos Patas que destrozan el bosque. Hojarasca mira a Ala de Mariposa, y le dice que no se sienta mal y que todo ha terminado. Ala de Mariposa, alzando la voz, le dice a Hojarasca que no ha terminado y que ha desperdiciado su primera oportunidad de demostrar a todos lo cualificada que puede ser como curandera. Hojarasca intenta calmarla diciendo que todo el mundo comete errores, pero Ala de Mariposa dice que ella no lo hizo. Hojarasca quiere contarle a su amiga sobre Jaspeada, pero sabe que no puede compartir el secreto. Ala de Mariposa dice amargamente que ella sabía todo lo que hizo Jaspeada, pero que no pudo pensar bien en ese momento. Hojarasca le asegura que la próxima vez lo hará, pero Ala de Mariposa dice que Alcotán les dirá a todos lo incompetente que es y que perderá el respeto de sus compañeros de clan y de Arcilloso. hojarasca empuja su nariz en el pelaje de Ala de Mariposa y dice que todo se olvidará pronto, pero por dentro, se sorprende de lo segura que estaba Ala de Mariposa de que Alcotán la haría quedar mal. Ala de Mariposa maúlla amargamente que sabe que Hojarasca está pensando que Alcotán es leal al clan y no a ella, y que sólo se preocupa por convertirse en un gran guerrero. Esto le recuerda a Hojarasca a Estrella de Tigre, y se estremece. Ala de Mariposa le dice a Hojarasca que tiene suerte de haber nacido dentro de un clan, y se aleja tristemente río arriba. Hojarasca le dice a Ala de Mariposa que la verá pronto, pero Ala de Mariposa no responde.
Hojarasca regresa con tristeza a los pasaderos y cruza con cuidado. Al llegar a la frontera del Clan del Trueno, se siente mejor, sabiendo que Ala de Mariposa tendrá otras oportunidades y sintiéndose satisfecha por su propio éxito al salvar la vida de Junquillo. Murmura un agradecimiento a Jaspeada. Sintiéndose optimista, Hojarasca recoge el álsine y llega a la cima del barranco. Sin embargo, su optimismo se desvanece cuando escucha un lamento estridente desde abajo. Ve a Musaraña y a Orvallo salir del túnel de aulagas y pasar corriendo sin darse cuenta. Hojarasca corre hacia el campamento y ve a Estrella de Fuego, Látigo Gris, Tormenta de Arena y Fronde Dorado agrupados alrededor de la Peña Alta. Topillo y Zancón se agazapan fuera de la guarida de los aprendices, tratando de consolar a Zarpa Candeal que está deprimida. Hojarasca se detiene y se pregunta por qué todos están tan alterados. Ve a Carbonilla y se lanza hacia ella, preguntando qué ha pasado. Carbonilla le informa con tristeza que Cola Moteada ha muerto y que Nimbo Blanco y Centella han desaparecido.

Personajes[]

Principales[]

Secundarios[]

Menciones[]

Lugares[]

Eventos[]

Muertes[]

Referencias[]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 Revelado en Claro de luna, página 198
  2. Revelado en Claro de luna, página 199
  3. Revelado en Claro de luna, página 202
  4. Revelado en Claro de luna, página 203
  5. Revelado en Claro de luna, página 204
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 Revelado en Claro de luna, página 205
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 7,5 7,6 7,7 7,8 Revelado en Claro de luna, página 211
  8. 8,0 8,1 Revelado en Claro de luna, página 210
  9. 9,0 9,1 Revelado en Claro de luna, página 201
Capítulos de Claro de luna
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Epílogo
Advertisement