Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
Colmillo Afilado se llevó a Lucero anoche. Muchos gatos resultaron heridos al intentar echarlo de aquí. Uno ya ha muerto, y otros dos se hallan en la frontera de la Tribu de la Caza Interminable. Entonces no nos ayudaste. Huiste.

Narrarrocas reprochándole a Borrascoso por haberlos abandonado en Claro de luna, páginas 257-258.

El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 22 de Claro de luna. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo[]

PdV de Borrascoso[]

Borrascoso y los gatos del bosque son escoltados por Peñasco y otros guardacuevas a la cueva detrás de la cascada. Garra y sus compañeros de exilio ocupan la retaguardia. El macho gris recuerda como una patrulla encontró al grupo de gatos cuando estos estaban llegando al río. Borrascoso se da cuenta que Garra y sus camaradas están en mayor riesgo al estar ahí, ya que les habían ordenado no regresar hasta que Colmillo Afilado estubiera muerto.
Borrascoso está preocupado de que la tribu no quiera escuchar el plan de Esquirolina. El aroma de Corriente Plateada lo envuelve, y se pregunta si Plumosa también puede olerlo. Borrascoso se siente abrumado por la valentía de sus amigos, sabiendo que ellos harán lo que sea para ayudar a la tribu.
El grupo llega a la cueva, donde Narrarrocas los espera. Borrascoso se le acerca y deposita una liebre montaraz a sus pies. Fríamente, el sanador pregunta por qué regresaron. El macho gris responde que quieren ayudar a la tribu derrotar a Colmillo Afilado. Narrarrocas pregunta qué pueden hacer para ayudar. Sin responder, Borrascoso ve a la tribu salir de entre las sombras, y nota como tienen heridas y cicatrices por la reciente batalla.
Narrarrocas le cuenta a Borrascoso que Colmillo Afilado se llevó a Lucero e hirió a muchos de sus luchadores, y los gatos de clan no hicieron nada para ayudarlos. La tribu murmura de conformidad por su comentario. Borrascoso explica que él no cree que sea el gato prometido, y que no le gusta estar atrapado en la Gruta de las Rocas Puntiagudas. Desde que escapó, ha estado pensando en ello, y ha decidido hacer lo que sea para ayudar. Zarzoso dice que todos lo harán, causando más murmullos entre los gatos de la tribu.
Borrascoso escucha la voz de Rivera dándole la bienvenida, y él se da la vuelta para ver a la gata marrón abrirse paso entre la multitud. Rivera le propone a Narrarrocas que escuche a Borrascoso, argumentando que la Tribu de la Caza Interminable lo ha enviado de regreso para ayudar a la tribu derrotar a Colmillo Afilado. Narrarrocas le pregunta a los gatos del bosque qué es lo que harán ellos que la tribu no haya hecho ya, agregando que Colmillo Afilado ha matado a sus mejores luchadores.
Borrascoso le señala a Esquirolina que se acerque, y le dice que le enseñe a Narrarrocas lo que lleva cargando. La gata rojiza deja el fardo de hojas en el suelo. Mientras Borrascoso desenrolla las hojas, explica que pondrán las bayas mortales dentro de la liebre montaraz. Un cachorro se acerca para oler las bayas, pero Esquirolina lo detiene con la cola antes de que pueda acercarse, y lo guía de regreso con su madre. Explica que comer una de ellas le dará el peor dolor de estómago que haya tenido en su vida, si es que sobrevive.
El sanador pregunta si las bayas son semillas de noche. Sorprendido de que sepa qué son, Borrascoso dice que los clanes las llaman bayas mortales. Narrarrocas explica que aunque conozca todas las hierbas y bayas que crecen en las montañas, ninguno de esos conocimientos le ha sido suficiente para proteger a la tribu de Colmillo Afilado. Y señala que ni siquiera las bayas mortales acabarán con él.
Esquirolina dice que tres de ellas matarían al guerrero más fuerte, y cree que serán suficientes para matar a Colmillo Afilado. Borrascoso añade que si no lo hacen, lo dejarán lo suficientemente débil para acabar con él. Narrarrocas permanece callado, aún indeciso. Los gatos de la tribu comienzan a agitarse, empezando con murmullos hostiles hasta transformarse en grañidos furiosos.
Garra se abre paso entre los gatos para pararse a lado del sanador, y el resto de la tribu nota qué el y el resto de proscritos regresaron. La tribu comienza a arrojarle acusasiones, y los gatos de clan se reúnen alrededor del macho atigrado, listos para defenderlo. Narrarrocas pregunta por qué Garra ha regresado, y el proscrito explica que el enemigo está afuera de la cueva, no adentro. Comenta que el gato plateado ha venido, y es hora de creer en la profecía de la Tribu de la Caza Interminable, agregando que si fallan, la tribu puede matarlos. Garra continúa que deben atraer a Colmillo Afilado a la cueva para matarlo, ya que no saben dónde vive.
Entre las voces escandalizadas, Rivera exlama si de verdad tienen que traer a Colmillo Afilado a la cueva. Garra insiste en que tienen que hacerlo, agregando de que ellos tienen la ventaja al pelear en la cueva. Narrarrocas pregunta cómo atraerán a Colmillo Afilado a la cueva, y el macho responde con sangre. Se desgarra una pata con los dientes, y suelta un aullido feroz. Sale corriendo de la cueva, con Ave y Risco pisándole los talones.
Zarzoso les instruye a Borrascoso y Esquirolina que rellenen la liebre con las bayas mortales. Mientras lo hacen, el macho gris escucha a Zarzoso y Trigueña debatir el mejor lugar para dejar la liebre, y a Narrarrocas dándole órdenes a la tribu. Una sensación de miedo crece dentro de Borrascoso, sintiendo que algo terrible va a ocurrir.
Plumosa se acerca a él para restregar su hocico contra el de él, diciendo que el Clan Estelar también lo ha enviado, y dice que tienen que hacerlo, mientras Corvino asiente con la cabeza, pero no dice nada. A pesar de sus palabras, Borrascoso sabe que algo anda mal. Busca a Zarzoso para compartir sus inquietudes, y ve al macho arrastrando la liebre, con Trigueña y Esquirolina observándolo. Borrascoso camina hacia ellos, pero antes de que pueda decir algo, escucha un alarido afuera. Garra, Risco y Ave irrumpen en la caverna, anunciando que Colmillo Afilado ha llegado.

Personajes[]

Principales[]

Secundarios[]

Mencionados[]

Lugares[]

  • Senda de las Aguas Rápidas[1]
  • Cueva de las Aguas Rápidas[2]

Referencias[]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 Revelado en Claro de luna, página 256
  2. 2,0 2,1 2,2 Revelado en Claro de luna, página 257
  3. 3,0 3,1 3,2 Revelado en Claro de luna, página 258
  4. Revelado en Claro de luna, página 260
  5. 5,0 5,1 Revelado en Claro de luna, página 261
Capítulos de Claro de luna
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Epílogo
Advertisement