Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
Estrella de Fuego, te estás asustando por nada. Los Dos Patas están locos. Eso lo sabe hasta el cachorro más pequeño. Es cierto que han derribado unos cuantos árboles… pero ya se han ido. Fuera lo que fuese que estaba pasando, ya ha terminado.

Estrella Negra negándose a escuchar a Estrella de Fuego en Claro de luna, página 60

El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 4 de Claro de luna. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo

PdV de Hojarasca

Fronde Dorado y un guerrero gris del Clan de la Sombra dejan de pelear al escuchar el maullido de Estrella de Fuego. Látigo Gris observa al atigrado con el que estaba peleando, pero sigue presionando firmemente con su pata el cuello del macho. Estrella de Fuego le ordena a Látigo Gris que lo suelte, ya que el Clan del Trueno no está en el territorio del Clan de la Sombra para atacar. Látigo Gris bufa que es difícil hacer algo cuando ellos saltan hacia el Clan del Trueno de esa manera, y luego suelta al flaco atigrado. Hojarasca cruza el claro para estar a lado de Carbonilla, preocupada de que Bermeja ataque a la curandera, ya que la lugarteniente puede que no acate órdenes de un líder de clan rival.
Bermeja señala con la cola a Cedro, ordenándole que le advierta a Estrella Negra que el Clan de la Sombra está siendo invadido y que traiga a más guerreros. Cedro desaparece entre los arbustos. Estrella de Fuego le asegura que no hay necesidad de advertirle al líder del Clan de la Sombra, ya que no está invadiendo su territorio ni robando presas. Bermeja demanda saber qué es lo que quiere el Clan del Trueno y pregunta qué se supone que debe pensar si traspasan su territorio sin permiso. Estrella de Fuego se disculpa, bajando del tronco y diciendo que sabe que no debe de estar ahí, pero necesita discutir un tema con Estrella Negra que es demasiado urgente como para esperar a la Asamblea.
Bermeja gruñe, preguntando qué es tan urgente. Estrella de Fuego señala con la cola hacia el camino de destrucción dejado por un monstruo en el lado del Sendero Atronador del Clan de la Sombra. Él pregunta si eso no es suficiente. Bermeja lo silencia con un bufido, diciendo que si piensa que el Clan de la Sombra está debilitado, pero Estrella de Fuego la interrumpe, protestando que no dijo eso. Continúa al decir que el Clan del Trueno está teniendo el mismo problema en su propio territorio, luego le pregunta a Bermeja si va a echar a su clan, o le dejará hablar con Estrella Negra.
Bermeja entorna los ojos antes de asentir bruscamente y decirle a la patrulla del Clan del Trueno que la sigan. Los lleva a través de unos arbustos, los gatos del Clan del Trueno se apiñan detrás de ella y el guerrero atigrado del Clan de la Sombra los sigue de cerca desde atrás. El corazón de Hojarasca comienza a latir conforme los aromas desconocidos la rodeaban y el día se oscurecía, y las nubes hacían sombras en el camino. Trata de no saltar por cada ruido que sonaba y no mirar alrededor como si un guerrero del Clan de la Sombra estuviera acechando detrás de cada árbol. Pronto Hojarasca advierte el fuerte aroma del Clan de la Sombra en frente de ella.
La gata rojizo oscuro los conduce hasta un frondoso arbusto de avellano y Hojarasca se detiene cuando ve una hilera de tensos guerreros del Clan de la Sombra con la luz de la batalla en los ojos. Carbonilla le murmura en el oído a Hojarasca que ese lugar al que entraron es el campamento del Clan de la Sombra y que Estrella Negra no parece que vaya a invitar al Clan del Trueno a entrar. Estrella Negra está parado en medio de sus guerreros y Hojarasca ve que su pelaje muestra varias cicatrices de batalla. Mientras el resto del Clan del Trueno entra, Estrella Negra inquiere con voz severa si el gran Estrella de Fuego cree que puede ir a cualquier parte del bosque. Estrella de Fuego ignora esto y en su lugar inclina la cabeza con cortesía.
Estrella de Fuego empieza diciendo que ha venido a hablar sobre los Dos Patas y que tienen que decidir qué es lo que harán si continúan. Estrella Negra responde que el Clan de la Sombra no habla con el Clan del Trueno y que ellos tomarán sus propias decisiones. Estrella de Fuego exclama que el bosque está siendo destrozado y Hojarasca puede escuchar la exasperación en su voz, ya que es difícil para su padre mantener la calma mientras el líder del Clan de la Sombra insiste en ser enemigos. Estrella Negra se encoge de hombros, diciendo que los Dos Patas sólo han tumbado unos cuantos árboles y se fueron y que Estrella de Fuego se está preocupando por nada. Hojarasca se pregunta si Estrella Negra realmente cree eso y no puede creer que sea tan insensato.
Estrella de Fuego pregunta ininterrumpidamente que si continúa, qué es lo que hará Estrella Negra, ya que los monstruos están asustando a las presas. Si los Dos Patas arrasan más territorio, Estrella Negra no tendrá suficientes presas para alimentar a su clan en la estación sin hojas. Un par de guerreros del Clan de la Sombra comienzan a lucir intranquilos tras las palabras de Estrella de Fuego, pero Estrella Negra lo mira con desafío. El enorme macho blanco responde que el Clan de la Sombra no tiene motivos para temerle a la estación sin hojas ya que pueden comer ratas del vertedero. Carbonilla agita la oreja con impaciencia, estableciendo que la última vez que el Clan de la Sombra hizo eso, mitad del clan murió por enfermedad.
Un pequeño atigrado que estaba hasta el final de la línea de batalla del Clan de la Sombra comienza a hablar con valentía, estableciendo que él fue uno de los enfermos, y si no hubiera sido porque Carbonilla lo salvó él hubiera muerto. Hojarasca reconoce a Cirro, el curandero del Clan de la Sombra. Estrella Negra le ordena a Cirro que guarde silencio, ya que la enfermedad fue un castigo del Clan Estelar porque Estrella Nocturna no era el líder correcto, así que no hay peligro en comer las presas de ahí ahora. Carbonilla espeta agriamente que hay peligro si el líder calla a su curandero. Estrella Negra fulmina con la mirada a la gata gris pero no dice nada. Estrella de Fuego le insiste a Estrella Negra que lo escuche, antes de expresar que cree que el bosque está en grandes problemas y que sólo podrás sobrevivir si trabajan juntos. Estrella Negra lo ignora, diciendo que Estrella de Fuego diga lo que tenga que decir en la próxima Asamblea. Hojarasca piensa que Estrella Negra tiene en parte la razón, pero que los Dos Patas no esperarán hasta la siguiente luna llena para continuar su destrucción.
Estrella de Fuego dice que si eso es lo que quiere Estrella Negra, entonces se irá. Le ofrece a Estrella Negra de enviar un mensajero al Clan del Trueno si los Dos Patas causan más problemas, pero Estrella Negra le dice que eso no será necesario. Estrella Negra le dice a Bermeja que reúna a algunos guerreros y escolten a los gatos del Clan del Trueno afuera, y le dice a Estrella de Fuego que el Clan de la Sombra incrementará sus patrullas en la frontera del Clan del Trueno. Bermeja hace lo que le ordenó Estrella Negra, y cuando los gatos del Clan del Trueno cruzan la frontera para llegar a su territorio, Bermeja les bufa que no regresen. Mientras caminan hacia el campamento, Hojarasca le sugiere quedamente a Carbonilla que deberían tal vez intentarlo con el Clan del Viento. Carbonilla dice que tiene un buen punto, ya que Cuervo dijo que había más Dos Patas de lo usual ahí. Hojarasca sugiere que Estrella de Fuego debería hablar con Estrella Alta. Carbonilla dice que Estrella Alta es muy orgulloso para admitir que su clan está muriendo de hambre, y Hojarasca exclama qué Estrella de Fuego tiene que hacer algo. Carbonilla dice que Estrella Negra tiene razón en que deberían de esperar hasta la siguiente Asamblea, pero que hablará con Estrella de Fuego sobre eso.
Hojarasca está afuera de la guarida de los guerreros llamando a Acedera. Acedera saca la cabeza y cansadamente le pregunta qué pasa. Hojarasca le pregunta si tiene que ir con la patrulla del alba. Acedera dice que no, y pregunta qué sucede. Hojarasca le dice que quiere visitar el Clan del Viento, y cuando Acedera le pregunta que pasará si se encuentran con una patrulla, Hojarasca le dice que ella es aprendiz de curandera, así que está bien. Acedera acepta ir con Hojarasca.
Hojarasca y Acedera llegan a los Cuatro Árboles cuando el rocío se está secando. Se quedan al borde del territorio del Clan del Viento, y notan que no hay conejos. Las dos gatas cruzan rápidamente el territorio del Clan del Viento y llegan al Sendero Atronador. Al lado de él, una larga cicatriz donde había levantado la hierba del páramo se extendía desde el Sendero Atronador hasta el pie de la loma donde Hojarasca y Adecera estaban agazapadas. Unas pequeñas estacas de madera delimitaban la franja, y un monstruo se hallaba en silencio al final del camino. Todavía no había aroma de conejos, y Hojarasca se pregunta si los Dos Patas los ahuyentaron. Repentinamente, Acedera y Hojarasca detectan un aroma fuerte y desagradable, pero antes de que puedan investigar, tres guerreros del Clan del Viento aparecen ante ellas. Los gatos del Clan del Viento las rodean, y Hojarasca reconoce a Oreja Partida y Enlodado. Antes de que las gatas del Clan del Trueno puedan explicarse, Enlodado ordena a los guerreros del Clan del Viento que ataquen.
Acedera y Hojarasca huyen, y accidentalmente terminan en el territorio del Clan del Río. Acedera le dice a Hojarasca que continúe, y Hojarasca mira hacia atrás y ve que la patrulla del Clan del Viento todavía las están siguiendo. Hojarasca y Acedera se giran para enfrentarse a los guerreros del Clan del Viento, y Enlodado salta hacia Hojarasca. Repentinamente, Ala de Mariposa sale disparada de uno de los arbustos. Hojarasca trata de quitarse a Enlodado de encima, pero él la tiene bien sujeta cuando Ala de Mariposa lo quita de encima de Hojarasca. Los gatos del Clan del Viento huyen de Ala de Mariposa.
Hojarasca le agradece a Ala de Mariposa y le introduce a Acedera. Hojarasca se disculpa por estar en el territorio del Clan del Río y dice que se irán de inmediato, pero Ala de Mariposa dice que no hay prisa y que irá por algunas hierbas tranquilizantes. Después de que se va Ala de Mariposa, Acedera le pregunta a Hojarasca si Ala de Mariposa es muy descuidado con respecto a El Código Guerrero. Hojarasca dice que ella y Ala de Mariposa son curanderas, pero Acedera señala que los curanderos también siguen el Código Guerrero. Acedera recuerda que la madre de Ala de Mariposa es una proscrita, y dice que eso lo explica. Hojarasca defiende a Ala de Mariposa, diciendo que es una gata leal del Clan del Río y que no importa quien es su madre. Acedera tranquiliza a Hojarasca, diciendo que nunca dijo que el que la madre de Ala de Mariposa sea una proscrita haga a Ala de Mariposa una gata desleal, sino que tal vez es por eso que sea más relajada con respecto a las fronteras de los clanes.
Ala de Mariposa regresa con hierbas, y Acedera y Hojarasca se las comen. Ala de Mariposa pregunta si están heridas y dice que puede traer telarañas, pero Hojarasca le dice que no hay necesidad, y que deberían irse. Ala de Mariposa pregunta por qué peleaban y qué hacían el territorio del Clan del Viento. Hojarasca le explica que querían ver qué hacían los Dos Patas, y cuando Ala de Mariposa la mira confundida, Hojarasca descibre cómo los monstruos de los Dos Patas están destruyendo el territorio del Clan del Viento y el Clan de la Sombra. Acedera mira con duda a Hojarasca, y Hojarasca sabe que a ella no le gusta compartir este tipo de información con un clan rival. Hojarasca sacude la cabeza, pensando que está bien si se lo cuenta a otro curandero. Hojarasca termina al decir que Estrella de Fuego habló con el Clan de la Sombra, pero que ellos no quisieron admitir que estaba mal, y que Ala de Mariposa ya vio lo tenso que está el Clan del Viento. Acedera dice que ningún clan quiere admitir que su territorio está siendo destruido. Ala de Mariposa dice que el Clan del Río no ha tenido problemas, pero que ha olido el pánico en el Clan del Viento. Acedera dice que no hay conejos, y Hojarasca murmura que todo está cambiando. Ala de Mariposa comienza a decir algo sobre un gato ambicioso tomando ventaja dentro de los clanes, pero se interrumpe. Hojarasca pregunta qué iba a decir, pero Ala de Mariposa responde que no iba a decir nada. Hojarasca se pregunta si Ala de Mariposa conoce a otro gato ambicioso como Estrella de Tigre.
De repente, Ala de Mariposa se levanta de un salto y dice que una patrulla del Clan del Río se aproxima. Lidera a Hojarasca y Acedera a través de unos arbustos hacia una ladera que lleva hacia la frontera del Clan del Trueno. Ala de Mariposa les dice que siempre pueden ir al Clan del Río por algunos peces si están hambrientas, luego les dice que corran. Hojarasca y Acedera llegan a la frontera sin ser vistas y cruzan dentro del territorio del Clan del Trueno. Hojarasca mira hacia atrás para ver al hermano de Ala de Mariposa, Alcotán, emerger de la maleza seguido por dos guerreros del Clan del Río. Hojarasca nota los enormes omóplatos y los fuertes músculos de Alcotán y está aliviada de que no las hayan atrapado. Piensa de nuevo en lo mucho que Alcotán le recuerda a otro gato, pero no sabe a quién. Acedera le recuerda a Hojarasca que deberían regresar al campamento, y que necesita decidir qué es lo que le va a contar a Estrella de Fuego.

Personajes

Principales

Secundarios

Mencionados

Lugares

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 1,8 Revelado en Claro de luna, página 58
  2. 2,0 2,1 Revelado en Claro de luna, página 64
  3. 3,0 3,1 Revelado en Claro de luna, página 68
  4. 4,0 4,1 Revelado en Claro de luna, página 60
  5. 5,0 5,1 Revelado en Claro de luna, página 61
  6. 6,0 6,1 6,2 Revelado en Claro de luna, página 67
  7. Revelado en Claro de luna, página 73
  8. 8,0 8,1 8,2 8,3 Revelado en Claro de luna, página 63
  9. Revelado en Claro de luna, página 70
  10. Revelado en Claro de luna, página 72
  11. Revelado en Claro de luna, página 65
  12. 12,0 12,1 Revelado en Claro de luna, página 66
Capítulos de Claro de luna
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Epílogo
Advertisement