Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
Corazón de Fuego vio a Estrella Alta y Rescoldo, Rengo y Rabón, Patas Mojadas y Bigotes, corriendo uno al lado del otro como si fueran compañeros de camada. No hacía mucho tiempo, esos mismos gatos habían peleado entre sí en el campamento nevado del Clan del Viento. Ahora estaban unidos en su odio a Cola Rota y al Clan del Trueno por haberle dado cobijo.

—Narrador en El bosque de los secretos, página 190


El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 20 de El bosque de los secretos. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo

PdV de Corazón de Fuego

Fronde informa a Corazón de Fuego la ubicación de los enemigos, y el guerrero le ordena regresar al campamento para advertir al resto del clan. Corazón de Fuego trepa a un árbol y se queda agazapado a la expectativa, hasta oler y luego ver a los miembros del Clan de la Sombra y el Clan del Viento por sí mismo. Entreve a Estrella Nocturna asomando la cabeza entre los helechos, y guiando a los demás invasores tras él, los cuales, a pesar de pertenecer a dos clanes recientemente enemistados, súbitamente se habían unido en contra del Clan del Trueno por haber dado refugio a Cola Rota. A pesar de considerar a algunos miembros del Clan del Viento como buenos amigos, el joven se dice que tendrá que luchar contra ellos de todos modos, para defender a su propio clan y el honor de su propia líder.
Sin ocultarse ya de sus enemigos, Corazón de Fuego baja del árbol en dirección al barranco que lleva al campamento, donde ya hay varios miembros del Clan del Trueno peleando, advertidos de antemano por Fronde. Sale al encuentro de Flor Matinal, a la que, alguna vez, ayudó a cargar a su cachorro por el Sendero Atronador, cuando acompañó al Clan del Viento de regreso a las Tierras Altas. Al verlo, la gata retrocede, confundida y dudando si atacarlo, también apenada por la situación y pareciendo recordar los momentos que atravesaron juntos. Incapaces de atacarse el uno al otro, los dos vuelven a perderse en la lucha, sin enfrentarse entre ellos.
Corazón de Fuego es derribado por Rabón, un gato del Clan de la Sombra, pero tras unos momentos de pelea logra quitárselo de encima, aunque recibe una herida en el bíceps. El joven contempla cómo la batalla es más feroz al fondo del barranco, y busca con la mirada a Estrella Azul. Localiza a la líder en la entrada del túnel de aulagas, junto a Manto Polvoroso y Tormenta Blanca. Patas Mojadas se abalanza sobre la gata, y, horrorizado, Corazón de Fuego corre hacia ellos, temiendo que Estrella Azul pierda la última vida que le resta y que el Clan del Trueno no sólo se quede sin líder, sino que también caiga bajo el control de Garra de Tigre. Desesperado, logra separar al atigrado gris de la gata, quien propina unos arañazos a su enemigo hasta que éste sale huyendo.
La lucha se concentra sobre ellos, ya que el Clan de la Sombra y el Clan del Viento pretenden entrar al campamento. Sin ver bien a sus enemigos en el revoltijo de la pelea, Corazón de Fuego propina ataques en todas direcciones. A su vez, también recibe un corte en la frente, justo sobre su ojo. Estrella Azul ordena retroceder para defender el campamento, ya que los enemigos están atravesando el muro. Corazón de Fuego continúa peleando, retrocediendo por el túnel de aulagas, cuyas ramas se le clavan en el pelo. Al salir al claro dentro del campamento, el guerrero rojizo divisa a Sauce, Viento Veloz y Tormenta de Arena defendiendo la maternidad, mientras Rabo Largo y Fronde se encargan de guardar el refugio donde se halla retenido Cola Rota. Frustrado, Corazón de Fuego recuerda que es por albergar a aquel gato el motivo por el que el Clan del Trueno está siendo atacado.
Estrella Nocturna, Estrella Alta y Bigotes aparecen en la entrada, listos para atacar a Cola Rota. Conociendo sus intenciones, Corazón de Fuego pide ayuda y salta sobre Estrella Nocturna, preguntándose de verdad cuántos gatos acudirán a proteger a Cola Rota, ya que una buena mayoría accedió a tenerlo prisionero de mala gana y preferiría que aquel gato sanguinario esté muerto. Aún así, el guerrero rojizo confía en que sus compañeros son gatos leales, y que obedecerán la voluntad de Estrella Azul de proteger al prisionero para defender el honor del Clan del Trueno. El joven se retuerce al pelear contra Estrella Nocturna, quien, a pesar de su edad, sigue siendo ágil y fuerte, con una fiereza inesperada.
Fronde salta sobre el líder del Clan de la Sombra para ayudar a su compañero, aferrándose furiosamente a su oponente. Al intentar propinarle el último ataque, Corazón de Fuego se ve interrumpido por Estrella Alta, quien se interpone entre los rivales, buscando llegar al refugio de Cola Rota. Garra de Tigre derriba al gato blanco y negro, impidiéndole el avance y echándolo de allí. Aparecen más guerreros del Clan del Trueno dentro del campamento, y entre todos se las arreglan para deshacerse de los intrusos. Perdiendo la batalla, el Clan de la Sombra y el Clan del Viento se retiran del campamento del Clan del Trueno. Corazón de Fuego contempla la huida de sus enemigos, volviéndose hacia Cola Rota, quien se encuentra agazapado en su refugio sin decir una palabra, encogido, con los ojos destrozados apuntando al suelo. El joven rojizo se pregunta si el prisionero será siquiera consciente de todo lo que el Clan del Trueno ha arriesgado por él.
Fronde se levanta cerca de Corazón de Fuego, herido pero con la emoción de la batalla aún en sus ojos. El guerrero lo felicita por su desempeño en la batalla. Mientras tanto, los demás gatos se apiñan alrededor de Estrella Azul. Se ven maltrechos y exhaustos, cubiertos de sangre y barro tras la batalla. El agotamiento del Clan del Trueno revela que los victoria no ha causado sensación de triunfo alguna. Molesto, Cebrado encara a su líder, espetándole que todo aquello ocurrió por la decisión de perdonar la vida a Cola Rota y acogerlo. Enojado, pregunta cuánto faltará para que algún gato del Clan del Trueno muera por culpa de Cola Rota. La gata replica que deben hacer lo correcto, pero, ofendido, el atigrado oscuro contesta que si fuera por él, mataría él mismo al prisionero. Garra de Tigre lo interrumpe, recordándole que debe mostrarse respetuoso ante su líder.
Estrella Azul pide a Corazón de Fuego que busque a Fauces Amarillas. Ella ya está prácticamente allí, junto a Carbonilla. Las gatas comienzan a revisar al resto para tratar primero a los peores heridos. Mientras ambas están atendiendo a sus compañeros de clan, Látigo Gris aparece en la entrada del campamento, con el pelaje lustroso y presas en la boca, luciendo ajeno a todo lo ocurrido y sin un solo rasguño. Viendo cómo el guerrero ha aparecido ileso, Garra de Tigre lo intercepta, demandando saber dónde estuvo. Confundido, Látigo Gris suelta las presas que lleva consigo y, desconcertado, pregunta qué es lo que ha ocurrido. Irónicamente, Garra de Tigre le pregunta qué cree que fue lo que pasó, explicando de mala gana que el Clan de la Sombra y el Clan del Viento los invadieron buscando a Cola Rota; y le recrimina el no haber estado en el campamento cuando más se necesitaba que estuvieran todos los guerreros.
Irritado, el joven gris protesta que no tenía modo de saber que recibirían un ataque, y pregunta al lugarteniente si para salir a cazar tiene que pedirle permiso. Al escuchar a su amigo responder en un tono tan desafiante, Corazón de Fuego se estremece, sabiendo que no es buena idea provocar a Garra de Tigre. El atigrado oscuro, con un gruñido, dice a Látigo Gris que él y Corazón de Fuego están saliendo muy seguido del campamento. Éste, molesto con aquella mención, interrumpe explicando que él sí estuvo presente durante toda la batalla, y añade que Látigo Gris tampoco tuvo la culpa de no haber estado en el campamento cuando la pelea sucedió. Observándolos peligrosamente, Garra de Tigre les advierte que los está vigilando. Tras esto, se aleja.
Corazón de Fuego se hace revisar sus heridas con Fauces Amarillas y Carbonilla, quienes felicitan su valentía en batalla. La curandera se vuelve hacia Estrella Azul, y le da las gracias por haber arriesgado la integridad del Clan del Trueno por proteger a Cola Rota. Apenada, añade que aquel gato ha puesto en gran peligro al Clan del Trueno, el clan que la adoptó. Estrella Azul la consuela, afirmando que se trata de una cuestión de honor, por lo que deben mostrar compasión de Cola Rota, a pesar de lo que éste haya hecho. Luego, le da un lametón amistoso a Fauces Amarillas para consolarla. Al ver a su líder, Corazón de Fuego percibe el cariño de la gata como el de una madre con sus cachorros, y de pronto, es transportado mentalmente a una escena ocurrida después de la Asamblea: Estrella Azul, andando junto a Vaharina y Pedrizo a través del bosque, bajo la luz de la luna.
Sin poder contener la sorpresa, el guerrero rojizo se da cuenta de que en efecto, los tres gatos son prácticamente idénticos, tan parecidos que no podrían ser otra cosa que familia. Emocionado, se pregunta si los cachorros que alguna vez tuvo Estrella Azul en realidad nunca murieron, recordando el hecho de que Vaharina y Pedrizo provienen en realidad del Clan del Trueno, según el relato de Tabora. Atravesado por el nuevo descubrimiento, Corazón de Fuego se queda pensando si los dos gatos del Clan del Río, en efecto, pueden ser los hijos perdidos de la líder.

Personajes

Principales

Secundarios

Mencionados

Lugares

Errores

Referencias y citaciones

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 Revelado en El bosque de los secretos, página 189
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 2,11 2,12 2,13 2,14 2,15 2,16 2,17 Revelado en El bosque de los secretos, página 190
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 3,6 Revelado en El bosque de los secretos, página 192
  4. 4,0 4,1 Revelado en El bosque de los secretos, página 194
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 Revelado en El bosque de los secretos, página 195
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 6,5 Revelado en El bosque de los secretos, página 196
  7. Revelado en El bosque de los secretos, páginas 190-191
  8. 8,0 8,1 Revelado en El bosque de los secretos, página 191
  9. Revelado en El bosque de los secretos, página 197
  10. Revelado en un libro desconocido, páginas 189-190
  11. 11,0 11,1 Revelado en las filiaciones de En territorio salvaje
  12. Revelado en las filiaciones de El bosque de los secretos
  13. Revelado en Fuego y hielo
  14. Revelado en El bosque de los secretos, capítulo 17
  15. Revelado en El bosque de los secretos, página 67
  16. Revelado en Huellas peligrosas, página 237
  17. Revelado en El bosque de los secretos, página 185


Capítulos de El bosque de los secretos
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Capítulo 25Capítulo 26Capítulo 27Capítulo 28Capítulo 29Capítulo 30
Advertisement