Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
Adiós, Látigo Gris. Te quiero. Cuida de nuestros cachorros.

—Las últimas palabras de Corriente Plateada a Látigo Gris en El bosque de los secretos, página 207


El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 21 de El bosque de los secretos. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo

PdV de Corazón de Fuego

Tras tratar sus heridas, Corazón de Fuego se dirige a la guarida de los guerreros junto a Látigo Gris, quien le pide disculpas por no haber participado de la batalla, y se justifica explicando que necesitaba ver a Corriente Plateada. Su amigo le dice que será mejor que se asegure de que Garra de Tigre lo vea quedándose por el campamento estos días, dado que ya sospecha de él. Cambiando de tema, le comenta sobre lo bien que estuvo Fronde antes y durante el combate, y propone que debería convertirse en guerrero. Corazón Fuego dice a Látigo Gris que debería ser él quien plantee esto a Estrella Azul, ya que es el mentor oficial del joven. El guerrero gris duda, ya que él no participó en la batalla, por lo que no podría describir cómo se desempeñó su aprendiz, pero Corazón de Fuego lo anima, y juntos, van a hablar con la líder.
Ella los escucha atentamente y coincide con su criterio, decidiendo llevar a cabo la ceremonia de nombramiento en ese mismo momento. En medio de sus gatos, los convoca para una reunión de clan. La líder lama a Fronde, quien se le acerca sorprendido, sin imaginar lo que realmente le espera. Estrella Azul recuerda a todos que fue el joven quien puso al clan sobre aviso del ataque, y ha luchado valerosamente. La gata concluye con que será nombrado guerrero, e, inmediatamente, recita las palabras rituales de la ceremonia, aludiendo al Clan Estelar y encomendando a Fronde a sus antepasados como un nuevo guerrero. Acto seguido, pregunta al joven si jura seguir el código guerrero y proteger y defender al Clan del Trueno a costa de su vida. Fronde realiza el juramento, y Estrella Azul le da el nuevo nombre de Fronde Dorado, recibiéndolo como guerrero de pleno derecho. Todos corean a Fronde Dorado, quien no cabe en sí de la emoción.
Cuando el clan entero se aproxima a saludarlo, abrumado, el joven guerrero agradece a Corazón de Fuego y Látigo Gris por haberle enseñado. Corazón de Fuego, quien aportó al entrenamiento de Fronde Dorado, se siente orgulloso del gato, casi como si éste hubiera sido su propio aprendiz, compensando el hecho de que Carbonilla había tenido un camino diferente y jamás sería guerrera. Cuando el gato rojizo se aleja, entreve a Carbonilla, cojeando hacia su hermano para saludarlo. Orgullosa, la gata gris lo felicita, aunque él, apenado, murmura que ella también debería haber sido nombrada junto a él. Sin molestarse, Carbonilla contesta que está bien así como está; y que él deberá ser guerrero por ambos, ya que ella se ocupará de ser la mejor curandera que el Clan del Trueno haya tenido jamás.
Admirando a su antigua aprendiza por no mostrar celos hacia el triunfo de su hermano y estar orgullosa de él, Corazón de Fuego piensa en que, a pesar de llegar a ser una buena curandera, Carbonilla debería haber sido guerrera, si no hubiera sido porque Garra de Tigre orquestó el accidente que terminó dejándola renga. Recordando que no hace mucho, el lugarteniente también quiso matarlo a él, Corazón de Fuego siente la urgencia de sacar a la luz las verdaderas intenciones de dicho gato; pero, sabiendo que la valentía y la destreza en combate de Garra de Tigre fueron necesarias y decisivas en la reciente batalla, se pregunta quién protegerá al Clan del Trueno si expone finalmente su traición.
Al tercer día después de la batalla, Corazón de Fuego se da cuenta de que Látigo Gris se está escabullendo nuevamente para ver a Corriente Plateada. Frustrado porque su amigo no haya podido mantener por mucho su promesa de circular cerca del campamento para que Garra de Tigre no sospeche, decide seguirlo. Pasando junto a Cebrado, quien guarda la entrada, le explica que ambos salen a cazar, y, tras excusarse, corre para alcanzar a su amigo. Siguiendo su rastro, se da cuenta de que Látigo Gris se dirigió a las Rocas Soleadas, y no a los Cuatro Árboles, el lugar que acordó con Corazón de Fuego para ser el punto de los encuentros con Corriente Plateada. Intenta apurar el paso, esperando alcanzar a su amigo antes de que se reúna con la gata para poder detenerlo, por si Garra de Tigre los está vigilando.
Al llegar al lindero del bosque, en efecto, detecta los olores de Látigo Gris y de Corriente Plateada, pero por encima de ellos, abunda el abrumador olor a sangre. Asustado, Corazón se acerca a toda prisa a las rocas mientras escucha el gemido sobrecogedor de un gato sufriendo. Encuentra en una torrentera entre las rocas a Corriente Plateada. Látigo Gris está tendido sobre ella, quien está sufriendo espasmos de dolor. Acongojado, el guerrero gris suplica a su amigo que vaya a buscar a Fauces Amarillas, ya que Corriente Plateada se ha puesto de parto, pero algo malo está sucediendo. Corriendo como nunca en su vida, Corazón de Fuego regresa al campamento del Clan del Trueno, dándose cuenta que aquello significa el fin: la pareja sería descubierta, y nadie sabía lo que Estrella Azul y Estrella Doblada podrían hacerle a ambos cuando se enterasen de todo.
Al llegar, casi choca con Carbonilla, a quien le pregunta con urgencia dónde está Fauces Amarillas. La joven contesta que su mentora fue a las Rocas de las Serpientes a buscar milenrama. Frustrado por saber que no hay tiempo para alcanzar a la curandera, explica la situación a Carbonilla: Corriente Plateada, una reina del Clan del Río, está dando a luz en las Rocas Soleadas, pero algo va mal. Actuando rápidamente, Carbonilla envía a Fronde Dorado a buscar a Fauces Amarillas mientras ella misma recoge algunas hierbas y acompaña a Corazón de Fuego de vuelta. Éste se desespera a cada paso, sabiendo que no tienen mucho tiempo, y frustrado por tener que adaptar el ritmo a la cojera de Carbonilla. Con horror, el guerrero recuerda el sueño que tuvo sobre la reina sin rostro que se desvanecía, y se pregunta si se tratará realmente de Corriente Plateada.
Al legar a las Rocas Soleadas, Corazón de Fuego se queda helado al descubrir que allí ya está Garra de Tigre, sentado sobre las rocas, contemplando hacia abajo la escena, a pesar de que Látigo Gris y Corriente Plateada están demasiado ocupados como para percibir su presencia. El guerrero rojizo se dice, apesadumbrado, que seguramente Cebrado informó al lugarteniente de su salida, recordando haberse cruzado fugazmente al atigrado marrón en su desesperada vuelta al campamento, sin siquiera reparar en él. Inquisidoramente, Garra de Tigre se vuelve hacia Corazón de Fuego, cuestionando qué sabe él sobre todo ello. Antes de que pueda responder, Carbonilla baja a toda prisa hacia donde se halla la pareja, y llama a su antiguo mentor para que la ayude. Ignorando al furioso lugarteniente, Corazón de Fuego se une a Carbonilla y ésta le entrega un pequeño cachorro gris oscuro, recién nacido. La gata le indica que debe lamerlo para que el pequeño entre en calor y active la circulación. Enérgicamente, la joven regresa junto a Corriente Plateada, quien se haya cada vez más débil y ya ha dejado de gemir, esbozando sonidos cada vez más tenues, exhausta.
Corazón de Fuego obedece a la joven gris, y comienza a lamer al cachorro hasta que éste reacciona. Ilusionado, exclama que se halla vivo. Carbonilla atiende a Corriente Plateada, advirtiendo que vendrá un segundo cachorro. Junto a ellos, Garra de Tigre demanda saber qué está pasando, dándose cuenta de que la reina pertenece al Clan del Río. Carbonilla, sin contestar sus cuestionamientos, recibe un segundo cachorro y se lo entrega al lugarteniente, ordenándole que lo lama, tal como hizo con Corazón de Fuego. Garra de Tigre replica que él no es curandero, pero Carbonilla, desafiante, le espeta que tiene una lengua y que puede usarla, en vez de dejar como un inútil que el cachorro muera. A pesar de la contestación, el atigrado accede a regañadientes y se pone a lamer al segundo cachorro.
Cuando considera al pequeño gris fuera de peligro, Corazón de Fuego desata su impulso de acercarse a su amigo para ver qué ocurre. Carbonilla intenta que Corriente Plateada ingiera de sus hierbas para frenar su hemorragia, pero termina fallando. Alcanzando a los tres, contempla cómo la atigrada lame débilmente la cara de Látigo Gris antes de despedirse, asegurándole que lo quiere, y pidiéndole que cuide de sus cachorros. Desesperado, su pareja continúa llamándola, pidiéndole que no se vaya, pero Corriente Plateada se queda quieta tras un último espasmo. Látigo Gris aúlla su nombre, llamándola desesperado, y Carbonilla, al darse cuenta de que la ha perdido, queda paralizada, sobrecogida por la tristeza y el fracaso de no haber podido salvarla. Corazón de Fuego informa a la aprendiza que los cachorros ya se hallan fuera de peligro, pero ella, con una mirada perdida en la desolación, contesta que Corriente Plateada está muerta, y que no logró ayudarla.
Cortando los lamentos de Látigo Gris con un golpe en la cabeza, Garra de Tigre pregunta al guerrero si conoce a aquella gata del Clan del Río. Con una mirada desafiante y fría, éste le contesta que él amaba a Corriente Plateada. Indignado y sorprendido, el lugarteniente pregunta a Látigo Gris si los cachorros son suyos. Encarando al pasmado gato, el guerrero gris declara que son sus hijos y los de Corriente Plateada; y responde que no le importa lo que vaya a decirle. Volviéndose hacia el cuerpo de su amada, presiona la nariz contra ella y le habla en susurros. Temerosa y acongojada por lo sucedido, Carbonilla opina, aunque no muy convencida, que parecería que los cachorros se encuentran bien. La joven declara que deben hallar pronto a alguna reina que los amamante, y propone llevarlos al campamento. Garra de Tigre le pregunta si está loca, cuestionando quién aceptaría cachorros mestizos, no deseados por ningún clan. A pesar de que el lugarteniente diga que el Clan del Trueno no tiene por qué cuidar a los pequeños, Carbonilla hace caso omiso y ordena a Corazón de Fuego cargar con uno de los cachorros mientras ella lleva el otro.
El gato rojizo pregunta a su amigo si los acompañará, pero Látigo Gris, totalmente desolado, explica que debe quedarse a enterrar a Corriente Plateada, entre el Clan del Río y el Clan del Trueno, temiendo que ni su propio clan querrá llorarla una vez que se entere de su relación. Sumamente triste por su compañero, Corazón de Fuego le promete que volverá junto a él para llorar a Corriente Plateada, recordando que fue una gata valiente, que siempre amó a Látigo Gris. Éste no responde, y Corazón de Fuego se aleja con uno de los cachorros, dejando solo a su amigo junto a la gata a quien éste había amado más que al honor, más que al Clan del Trueno y más que a su vida misma.

Personajes

Principales

Secundarios

Mencionados

Eventos

Ceremonias

Ceremonia de guerrero de Fronde Dorado
Estrella Azul: Fronde, eres tú quien ha puesto sobre aviso al clan esta mañana, y en la batalla has luchado con valentía. Ha llegado la hora de que te conviertas en guerrero. Yo, Estrella Azul, líder del Clan del Trueno, solicito a mis antepasados guerreros que observen a este aprendiz. Ha entrenado duro para comprender el sistema de vuestro noble código, y os lo encomiendo a su vez como guerrero. Fronde, ¿prometes respetar el código guerrero y proteger y defender a este clan, incluso a costa de tu vida?
Fronde: Lo prometo.
Estrella Azul: Entonces, por los poderes del Clan Estelar, te doy tu nombre guerrero: Fronde, a partir de este momento serás conocido como Fronde Dorado. El Clan Estelar se honra con tu clarividencia y tu determinación, y te damos la bienvenida como guerrero de pleno derecho del Clan del Trueno.
Todos: ¡Fronde Dorado! ¡Fronde Dorado!
Referencia: El bosque de los secretos, página 200

Nacimientos

Muertes

Lugares

Errores

Referencias y citaciones

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 1,8 1,9 Revelado en El bosque de los secretos, página 198
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 2,6 2,7 2,8 2,9 Revelado en El bosque de los secretos, página 199
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Revelado en El bosque de los secretos, página 200
  4. 4,0 4,1 Revelado en El bosque de los secretos, página 201
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 Revelado en El bosque de los secretos, página 205
  6. 6,0 6,1 6,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 206
  7. 7,0 7,1 7,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 207
  8. 8,0 8,1 8,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 202
  9. Revelado en El bosque de los secretos, página 203
  10. Revelado en El bosque de los secretos, página 32
  11. Revelado en las filiaciones de Fuego y hielo


Capítulos de El bosque de los secretos
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Capítulo 25Capítulo 26Capítulo 27Capítulo 28Capítulo 29Capítulo 30
Advertisement