Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
Lo has adivinado. Pensé que podrías adivinarlo. Sí, tienes razón, Vaharina y Pedrizo son hijos míos.

Estrella Azul confiesa a Corazón de Fuego su secreto en El bosque de los secretos, pagina 214


El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 22 de El bosque de los secretos. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo

PdV de Corazón de Fuego

Carbonilla y Corazón de Fuego cargan con los cachorros de Látigo Gris hacia el campamento del Clan del Trueno. Garra de Tigre, quien se ha adelantado, ha esparcido la noticia sobre la infidelidad del guerrero gris y la procedencia de los cachorros, por lo que todos en el clan aguardan su llegada, ya enterados de la noticia. Estrella Azul está delante de la maternidad, y al ver a Corazón de Fuego y Carbonilla llegar, los invita a pasar dentro. Allí se hallan Pecas y Flor Dorada, quien está acurrucada junto a sus dos cachorros recién nacidos. Amablemente, la líder pregunta a Flor Dorada si puede hacerse cargo de dos pequeños más, cuya madre acaba de morir. Desconcertada, la reina asume que no hay problema, pero súbitamente, aparece Cola Pintada, la más vieja de la maternidad. La atigrada pregunta a Flor Dorada si sabe de dónde vienen los cachorros, y Estrella Azul explica que son hijos de Látigo Gris y una gata del Clan del Río.
Enojada, Cola Pintada espeta que Látigo Gris ha quebrado su lealtad al Clan del Trueno al haberse estado reuniendo con una gata del Clan del Río, y declara que la sangre que corre por los cachorros no es nada buena. Súbitamente molesta, la líder eriza el pelo, bufando a la reina mayor que está diciendo tonterías. Nuevamente, vuelve a insistir a Flor Dorada para que le de una respuesta, explicando que los cachorros morirán pronto sin una madre. Sorprendida por la noticia, y tras vacilar un poco, la gata de color rojizo claro finalmente acepta tener a los pequeños bajo su cuidado, y deja que Carbonilla y Corazón de Fuego depositen a los cachorros junto a ella para que puedan alimentarse. Estrella Azul le agradece su disposición, y Corazón de Fuego cree captar nostalgia en la mirada de la líder. Ansioso, se pregunta si la gata estará recordando a sus propios hijos perdidos, y retoma la sospecha de que Vaharina y Pedrizo, del Clan del Río, podrían resultar haber sido sus cachorros.
De repente, Carbonilla sale bruscamente de la maternidad, y su amigo, preocupado, la sigue. La encuentra muy apenada, quejándose de no haber podido salvar a Corriente Plateada. La joven comenta lastimeramente que se supone que los curanderos salvan vidas. Corazón de Fuego le recuerda que ha logrado salvar a los cachorros, pero aún así, Carbonilla no puede dejar de culparse lo sucedido. Su antiguo mentor la consuela compartiendo lenguas brevemente, sin saber cómo animarla. Fauces Amarillas aparece de repente ante ellos, preguntando qué ocurre. Como la joven gris aún está conmocionada, es Corazón de Fuego quien cuenta todo lo ocurrido a la vieja curandera. Fauces Amarillas explica que Fronde Dorado la estaba conduciendo a las Rocas Soleadas cuando se cruzaron con Garra de Tigre, quien, furioso, les contó sobre los cachorros de Látigo Gris y una reina del Clan del Río. La curandera dice a su aprendiza que ha hecho todo lo que estaba a su alcance, cumpliendo su labor como lo haría todo curandero.
Acongojada, Carbonilla comenta que no fue suficiente, y se llama a sí misma una inútil por no haber podido salvar a Corriente Plateada, declarando que así, jamás será una curandera. Fauces Amarillas, molesta, le espeta que deje de decir tonterías, explicándole que a veces, los gatos mueren, y no hay nada que ningún curandero pueda hacer por ellos para evitarlo. Luego, en un tono más compasivo, dice a Carbonilla que perder gatos es una lección muy dura, pero que, tal como le ha sucedido a ella misma alguna vez, debe seguir adelante y vivir con aquello. Instándola con que aún hay trabajo que hacer, la ayuda a ponerse de pie y se la lleva con ella, asegurándole a Corazón de Fuego que pronto la gata estará bien.
Estrella Azul aparece tranquilamente tras el guerrero rojizo, comentando que debe confiar en Fauces Amarillas, quien ayudará a Carbonilla a superar lo ocurrido. Dudando, el joven pregunta a su antigua mentora qué ocurrirá con Látigo Gris, y si éste será castigado. Estrella Azul contesta que aún no ha decidido nada, aunque asegura a Corazón de Fuego que por ahora no hará nada, ya que se trata de un asunto delicado; y debe debatirlo con los demás guerreros experimentados. Sobrecogido por la situación, el joven asegura a la gata que Látigo Gris no pudo evitar hacer lo que hizo; y la líder pregunta si en verdad le está diciendo que su compañero no pudo evitar traicionar al clan y al código guerrero por estar con Corriente Plateada. De pronto, Corazón de Fuego se atreve sin más a suponer que Estrella Azul ya sospechaba de la relación de Látigo Gris con anterioridad, aunque no hizo nada. La líder confirma que tenía sus sospechas, ya que no era exactamente ciega en las Asambleas, donde los dos gatos siempre se reunían; pero explica que no intentó detenerlos porque confiaba en que Látigo Gris tarde o temprano tendría que decidir dónde recaía su lealtad, o podría ocurrir algún hecho trágico para los dos, como terminó sucediendo. La gata añade que, aún así, no sabe si el guerrero sería capaz de soportar el ver crecer a sus hijos en otro clan.
Sin poder controlar sus palabras, Corazón de Fuego dice directamente a la gata que de seguro ella comprende cómo se siente aquello, porque es lo que le sucedió a ella también. El joven se da cuenta de lo que ha dicho demasiado tarde, pero decide no arrepentirse de su curiosidad. Estrella Azul se tensa un momento, dudando, pero finalmente se relaja, con la mirada perdida en sus recuerdos, y replica quedamente que lo ha adivinado: Vaharina y Pedrizo, del Clan del Río, son hijos suyos.

Personajes

Principales

Secundarios

Mencionados

Eventos

Otros

Lugares

Errores

  • Los hijos de Pecas son erróneamente descritos como grises y leonados[2], cuando son de color gris con motas más oscuras[5][6].
  • Uno de los cachorros de Flor Dorada es descrito de color rojizo claro[2]. Esta descripción fue cambiada posteriormente en los libros, pasando a ser de color pardo[7].
  • Carbonilla se llama a sí misma una curandera[1], si bien es una aprendiza[8] a la espera de iniciarse formalmente como aprendiza de curandera[9].
  • Fronde Dorado es erróneamente llamado "Fronde"[4], ya habiendo obtenido su nombre de guerrero[10].

Referencias y citaciones

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 Revelado en El bosque de los secretos, página 211
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 2,11 2,12 2,13 2,14 2,15 2,16 Revelado en El bosque de los secretos, página 209
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Revelado en El bosque de los secretos, página 210
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 Revelado en El bosque de los secretos, página 212
  5. Revelado en las filiaciones de Antes de la tormenta
  6. Revelado en Fuego y hielo, página 216
  7. Revelado en las filiaciones de La hora más oscura
  8. Revelado en Fuego y hielo
  9. Revelado en El bosque de los secretos, página 168
  10. Revelado en El bosque de los secretos, página 200


Capítulos de El bosque de los secretos
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Capítulo 25Capítulo 26Capítulo 27Capítulo 28Capítulo 29Capítulo 30
Advertisement