Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
La he enterrado en la orilla. Corriente Plateada adoraba el río. Ahora está cazando con el Clan Estelar. Algún día volveré a reunirme con ella y estaremos juntos,

Látigo Gris reflexionando sobre Corriente Plateada tras su muerte en El bosque de los secretos, página 219


El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 23 de El bosque de los secretos. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo[]

PdV de Corazón de Fuego[]

Estrella Azul guía a Corazón de Fuego a su guarida, y, una vez que están solos, le pregunta cuánto sabe acerca de sus hijos. El guerrero rojizo explica la única pista que tiene: que Corazón de Roble entregó dos cachorros a Tabora, una reina de su clan, sin aclarar su procedencia. Al escuchar esto, Estrella Azul maúlla que después de todo, Corazón de Roble ha sido fiel a ella. La gata explica que él era el padre de los cachorros. Pregunta a Corazón de Fuego si se imaginaba esto, y éste responde que no, aunque, pensando para sus adentros, comprende ahora por qué el gato estaba tan empeñado en conseguir que el Clan del Río adopte a sus hijos.
Imprudente debido a la curiosidad, el joven pregunta a su líder qué ocurrió con los pequeños, preguntando también si Corazón de Roble los robó. Estrella Azul contesta que fue ella quien decidió entregárselos a Corazón de Roble. Tras un momento, la gata explica cómo de guerrera había sido joven e insensata, y se había emparejado con el gato del Clan del Río tras haberse conocido en una Asamblea. La líder cuenta que, cuando supo que estaba embarazada, decidió no contar al clan sobre quién era el padre, ya que las reinas tienen permitido callar esas cosas. Corazón de Fuego pregunta qué pasó entonces, y Estrella Azul contesta que el lugarteniente de aquel entonces, Leonino, decidió retirarse, lo que hizo que ella considerara ocupar su puesto. Apenada, la gata reitera que sabía que una reina con cachorros recién nacidos no sería escogida para ser lugarteniente.
Corazón de Fuego, incrédulo, completa el relato, señalando que entonces, renunció a sus hijos por aquel puesto. Pregunta a la líder si no podría haber esperado a ser nombrada cuando sus cachorros hubieran crecido lo suficiente como para cuidar de sí mismos. Ella, con aspereza, responde que es consciente de lo difícil que fue aquella decisión. Añade que una de las razones que la convencieron para entregar a los pequeños al Clan del Río fue el hecho de que dicho clan estaba sobrellevando mejor la estación sin hojas. Corazón de Fuego, aún sin poder creer lo que ha escuchado, comenta que aún así, perder a sus hijos es un hecho muy duro.
Dolida por los recuerdos, Estrella Azul acata que ya sabe lo complicada que fue su elección, por la que pasó noches sin dormir en busca de una respuesta, preguntándose qué sería mejor para sus cachorros y qué sería mejor para el Clan del Trueno. Sin ser capaz de aceptar que su líder renunció a algo tan valioso como sus propios hijos tan sólo por obtener poder, Corazón de Fuego pregunta si no había otros gatos disponibles para ser lugarteniente. Con tono desafiante, la gata responde que estaba Garra de Cardo, un guerrero valeroso y fuerte, pero insensato, que habría llevado al Clan del Trueno a la ruina con sus ideas de que todo se solucionaba peleando. Recordando a aquel gato, Estrella Azul pregunta a su antiguo aprendiz si ella debería haberse quedado mirando cómo Garra de Cardo se hacía cargo de su clan para llevarlo a incontables guerras innecesarias. Negando tristemente con la cabeza, la líder explica que Garra de Cardo murió tal como había vivido, enfrentando a una patrulla del Clan del Río tiempo antes de que Corazón de Fuego se uniera al Clan del Trueno.
Estrella Azul cuenta que acordó con Corazón de Roble entregarle los cachorros, llevándolos una noche furtivamente hacia las Rocas Soleadas, donde el gato marrón rojizo la estaba esperando. La líder dice que dejó dos de ellos con Corazón de Roble, quien los cruzó por el río. Sorprendido, Corazón de Fuego responde si había más de dos cachorros, y Estrella Azul, sobrecargada de tristeza, responde que eran tres, pero que el tercer cachorro estaba demasiado débil para soportar el traslado y murió a su lado, junto al río. Recordando que los veteranos mencionaron tan sólo que Estrella Azul "perdió" a sus cachorros, Corazón de Fuego pregunta a la gata qué le contó a sus compañeros cuando desaparecieron los pequeños. Abrumada, ella responde que hizo de cuenta que un zorro o un tejón se llevó a sus hijos, haciendo un agujero en la maternidad y simulando que dejó a los cachorros cerca de allí. Temblando de tristeza, la gata añade que todo el Clan del Trueno buscó a los gatitos, e incluso ella también fingió buscarlos, aún cuando ella sola sabía la verdad, lo cual fue muy duro porque tuvo que ver a todo su clan destrozado por ella.
Agotada por confesar la verdad y por reencontrarse con sus sentimientos, Estrella Azul se tumba con la cabeza entre las patas y Corazón de Fuego, olvidando momentáneamente que ella es su líder, trata de reconfortarla dándole un lametón en la cabeza. El guerrero rojizo recuerda su sueño sobre una reina sin rostro, pensando en cómo había supuesto que se trataba de Corriente Plateada. Sorprendido, se da cuenta de que a la vez, se trata también de Estrella Azul, representando a ambas gatas en una misma profecía y un recuerdo del clan, repitiéndose la historia. Pregunta a la líder por qué le está confiando su secreto, y ella responde que quizá quiere que al menos alguien sepa la verdad después de tanto tiempo, confesando a Corazón de Fuego que cree que de todos los gatos, él seguramente la entendería. Desahogándose, comenta que hay veces en la que no hay elecciones correctas. Con la voz cargada de pena, declara que intentará tomar mejores decisiones con los nuevos cachorros que pertenecen mitad al Clan del Trueno y mitad al Clan del Río, ahora que dicho suceso se ha repetido.
Impactado por las revelaciones, el guerrero rojizo se queda pensando, intentando comprender a su líder, todavía incrédulo de que la gata haya sido capaz de renunciar a sus hijos por priorizar el destino de su clan. Al ver a Estrella Azul, la imagina tanto como una guerrera leal que estaría dispuesta a sacrificar todo por el Clan del Trueno, como una madre dolida por haber abandonado a sus cachorros tiempo atrás, y, más que nada, como una líder talentosa que ha hecho lo que creía correcto y consideraba mejor para su clan, cargando con todo el sufrimiento y el peso de su secreto ella sola. Consciente de lo mucho que confía la gata en él para haberle contado todo, Corazón de Fuego promete no revelar el secreto a nadie, y ella, tras darle las gracias, se incorpora para sugerirle que vuelva junto a Látigo Gris, quien necesita su apoyo.
Corazón de Fuego llega a las Rocas Soleadas, donde se halla su amigo, quien enterró a Corriente Plateada cerca de la orilla. Apenado, el guerrero gris comenta que ahora, la gata se halla en el Clan Estelar, y que se reunirá con ella algún día. Incapaz de hablar, Corazón de Fuego se pega a su compañero y se quedan contemplando el anochecer. Látigo Gris pregunta adónde se llevaron a los cachorros, sugiriendo que deberían enterrarlos junto a su madre. Asombrado, su amigo le explica que los pequeños están vivos, y Látigo Gris, sin caber en sí de la sorpresa, pregunta dónde se encuentran. Corazón de Fuego explica que Flor Dorada los está cuidando en la maternidad, y cuando el guerrero gris pregunta si la reina sabe que son de Corriente Plateada, el joven rojizo confiesa que a esta altura, ya todo el Clan del Trueno lo sabe, aunque Flor Dorada ha aceptado hacerse cargo de ellos igualmente. Sin poder creerlo, y aún dudando, finalmente Látigo Gris decide que quiere ver a sus hijos, y los dos gatos regresan al campamento.
Al llegar allí, se cruzan con Tormenta de Arena de camino a la maternidad. La gata clara se detiene y les dirige una mirada despectiva. Aparentando sonar tan amigable como de costumbre, Corazón de Fuego la saluda, y pregunta si se reencontrarán luego en la guarida de los guerreros. Ofendida, Tormenta de Arena responde groseramente que tal vez, pero que a Látigo Gris lo mantenga alejado de ella. Cuando la guerrera se aleja, el gato gris se lamenta, comentando que Tormenta de Arena y todo el Clan del Trueno ahora lo desprecian y ya no volverán a quererlo. Intentando animarlo, Corazón de Fuego le promete que siempre tendrá su aprecio, y le insiste para seguir hacia la maternidad, a ver a sus cachorros.

Personajes[]

Principales[]

Secundarios[]

Mencionados[]

Eventos[]

Otros[]

Lugares[]

Errores[]

  • Corazón de Fuego dice que, según el relato de Tabora, Corazón de Roble afirmó no saber de dónde provenían los cachorros[1]; cuando en realidad, Corazón de Roble propuso que su posible procedencia fuera de parte de gatos descarriados o de los Dos Patas[8][9].
  • Estrella Azul dice que en la Estación Sin Hojas en la que abandonó a sus cachorros, el Clan del Río jamás pasaba hambre porque el río estaba lleno de peces[4]. Sin embargo, al comienzo del libro se dice que durante dicha estación las presas eran muy escasas incluso para el Clan del Río, además de que la estación esa vez fue muy dura para todos los clanes[10][11][12].
    • Es posible que el Clan del Río haya sufrido las consecuencias de dicha estación sin hojas, aunque a lo mejor aún así no se hayan visto afectados tanto como los demás clanes.
  • Estrella Azul es descrita como una gata gris[5], cuando es de color gris azulado[13].
  • El Manto Plateado es erróneamente llamado "Manto de Plata"[2].
  • Látigo Gris es descrito erróneamente con ojos de color dorado[2], cuando tiene ojos amarillos[14].
  • Se utiliza la expresión "con el alma a los pies"[3], si bien se desconoce si ésta es muy apropiada para los gatos.

Referencias y citaciones[]

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 Revelado en El bosque de los secretos, página 215
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 2,6 2,7 Revelado en El bosque de los secretos, página 219
  3. 3,0 3,1 Revelado en El bosque de los secretos, página 221
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 Revelado en El bosque de los secretos, página 216
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 Revelado en El bosque de los secretos, página 217
  6. 6,0 6,1 6,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 218
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 7,5 7,6 Revelado en El bosque de los secretos, página 220
  8. Revelado en El bosque de los secretos, página 22
  9. Revelado en El bosque de los secretos, página 77
  10. Revelado en El bosque de los secretos, capítulo 1
  11. Revelado en El bosque de los secretos, página 34
  12. Revelado en El bosque de los secretos, página 35
  13. Revelado en las filiaciones de En territorio salvaje
  14. Revelado en En territorio salvaje, página 26


Capítulos de El bosque de los secretos
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Capítulo 25Capítulo 26Capítulo 27Capítulo 28Capítulo 29Capítulo 30
Advertisement