Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
¿Quieres que me defienda ante ti, patética imitación de guerrera? ¿Qué clase de líder eres? Mantienes la paz con los otros clanes. ¡Los ayudas! ¡Apenas castigaste a Corazón de Fuego y Látigo Gris por haber alimentado al Clan del Río, y los mandaste a buscar al Clan del Viento para devolverlo a su hogar! Yo jamás habría mostrado esa blandura propia de mininos caseros. Yo habría recuperado los antiguos días del Clan del Tigre. ¡Y habría hecho grande al Clan del Trueno!

Garra de Tigre a Estrella Azul tras que su traición sea expuesta al Clan del Trueno en El bosque de los secretos, página 262


El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 28 de El bosque de los secretos. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo

PdV de Corazón de Fuego

Corazón de Fuego irrumpe instintivamente en la guarida de la líder, para encontrar una escena paralizante: Garra de Tigre se halla inmovilizando a Estrella Azul, arañándola desde encima y clavándole los colmillos en la garganta, mientras la gata intenta defenderse en vano. Sin perder tiempo, Corazón de Fuego se abalanza sobre el lugarteniente, llamándolo traidor. Éste se separa del cuello de Estrella Azul cuando su contrincante lo ataca en la cara. Confundida y traumatizada, la líder retrocede, conmovida. Garra de Tigre logra arañar a Corazón de Fuego, llamándolo excremento de ratón y declarando triunfalmente que había esperado mucho tiempo para este momento. Consciente de que el atigrado puede matarlo, pero sintiéndose extrañamente libre ahora que las verdaderas intenciones de aquel gato salieron a la luz, el guerrero rojizo reúne la poca energía que le queda para sacarse de encima a su contrincante y esquivar de milagro una dentellada mortal.
Garra de Tigre vuelve a lanzarse contra él, llamándolo minino casero; pero resbala con un pequeño charco de sangre y su oponente aprovecha para arañar su vientre e inmovilizarlo, sujetándolo con las patas. El joven pide ayuda a Estrella Azul, quien, paralizada por la conmoción, reacciona tarde y se aproxima pesadamente hacia el atigrado oscuro, inmovilizándolo mientras éste los insulta a ambos y continúa revolviéndose, a pesar de desangrarse. En eso, aparece Látigo Gris, con heridas de batalla, y frena en seco al ver la escena. Su amigo le explica que ambos han tenido razón desde el principio: Garra de Tigre es un traidor, y ha intentado matar a Estrella Azul, además de haber conducido a los proscritos hasta allí. Látigo Gris toma el lugar de su compañero sujetando al atigrado, mientras Corazón de Fuego sale nuevamente afuera para continuar con la lucha.
Al acceder al claro, descubre que los proscritos los están sobrepasando completamente, y que pronto estarán perdidos. Una gata de color canela se abalanza sobre él, y justo en ese momento, el joven vislumbra el pasar de un pelaje gris azulado. Emocionado, cree que se trata de Estrella Azul, pero pronto se da cuenta de que se trata de Vaharina, la hija de la líder. Quitándose a su enemiga de encima, Corazón de Fuego se levanta penosamente para ver cómo justo a tiempo aparecen refuerzos por el túnel: la patrulla de Tormenta Blanca, y un grupo de gatos del Clan del Río, entre los que también se hallan Pedrizo, Leopardina y Prieto. Con la llegada de dichos gatos, los proscritos terminan huyendo, viéndose repentinamente superados, y la batalla finaliza. El único enemigo que queda es Cola Rota, quien, malherido y casi inconsciente, queda desorientado en medio del claro, maullando quedamente como un cachorro enfermo.
Corazón de Fuego se vuelve hacia Leopardina, agradeciendo su ayuda y preguntando cómo es que el Clan del Río sabía que estaban siendo atacados. Vaharina responde que no sabían que el Clan del Trueno se hallaba bajo ataque, pero Leopardina la corta antes de que pueda mencionar el más que obvio motivo de su visita: han vuelto por los cachorros de Látigo Gris. Sin tocar el tema, la lugarteniente decide que regresarán luego, ya que no es el momento oportuno: el Clan del Trueno necesita tiempo para recuperarse; apuntando a que reconoció a algunos de los enemigos como miembros del Clan de la Sombra que habían sido aliados del entonces Estrella Rota. Aclarando que regresarán pronto, la gata se marcha junto a su grupo.
Corazón de Fuego contempla el claro manchado de sangre y pelo, y cómo Carbonilla y Fauces Amarillas, a pesar de presentar marcas de heridas, están recorriendo el campamento para atender a todos los gatos. Tormenta de Arena y su patrulla llegan al campamento junto con Nimbo, y la gata clara sale al encuentro de Corazón de Fuego, preguntando qué sucedió. Éste resume que los proscritos de Cola Rota han atacado el campamento, y, sin fuerzas para contarle sobre la traición de Garra de Tigre, le pide que se encamine a la guarida de Estrella Azul y se ocupe de lo que sea que se encuentre allí, sin hacer preguntas y llevándose a Fronde Dorado con ella. Inquieta y recelosa, la guerrera accede y hace lo que su compañero le pidió, mientras éste se queda mirando cómo Fauces Amarillas quita a Cola Rota de en medio del claro y se lo lleva a la rastra. Conmocionado, el guerrero rojizo se da cuenta de que aún, a pesar de todo, Fauces Amarillas cuidará de aquel ruin gato porque en el fondo, es su hijo.
Tormenta de Arena reaparece desde bajo de la Peña Alta, junto a Fronde Dorado, Estrella Azul y Látigo Gris, escoltando a un malherido Garra de Tigre, quien avanza penosamente, aún desangrándose a su paso. Carbonilla corre a atender a Látigo Gris mientras Estrella Azul convoca a todos los gatos con pesadez. Corazón de Fuego pide a la aprendiza de curandera que busque algo para mitigar el dolor de Garra de Tigre, ya que, a pesar de querer dejar al descubierto la traición de su enemigo, no se ve capaz de soportar el hecho de que un gato que había sido un fuerte y gran guerrero se desangre hasta morir. Sin cuestionarlo, Carbonilla se va a buscar algo con lo que tratar al lugarteniente traidor y a Látigo Gris. Al cabo regresa con hierbas, y Garra de Tigre, aún consciente, las come con recelo.
Estrella Azul presenta a Garra de Tigre como un prisionero ante todo el clan reunido, e, incrédulo, Cebrado pregunta qué ha ocurrido, y por qué ahora dicho gato es un prisionero si es el lugarteniente del clan. La líder explica que hace unos momentos Garra de Tigre trató de matarla en su propia guarida, sólo habiendo fracasado en su cometido porque intervino Corazón de Fuego. Sin poder creerlo, Cebrado, uno de los amigos y partidarios más cercanos al atigrado oscuro, exclama que debe de haber algún error. Estrella Azul, secamente, le pregunta, amenazante, si cree que ella no es capaz de saber cuándo alguien intenta matarla. Corazón de Fuego clama que Garra de Tigre es un traidor y que ha traído a los proscritos al campamento. Cebrado lo acusa de mentir, llamándolo minino casero, y, tras que Estrella Azul dirija una mirada al gato rojizo, la líder da permiso al joven guerrero para contar la verdad acerca de todo lo que sabe.
Corazón de Fuego se sitúa junto a la gata y comienza a narrar todo lo acontecido respecto a sus descubrimientos sobre Garra de Tigre. Comienza confesando al clan que, el día en que murió Cola Roja y el atigrado dijo que Corazón de Roble había matado al antiguo lugarteniente, en realidad estaba mintiendo: fue él quien mató a Cola Roja para ocupar su puesto, mientras que Corazón de Roble, en vez de haber sido asesinado por Garra de Tigre, había muerto por la caída de una roca; lo cual pudo confirmarse gracias a los relatos del Clan del Río y de Cuervo, quien estuvo en aquella batalla. Cebrado espeta que Cuervo está muerto, por lo que aquella versión de los hechos no prueba nada. Tras dudar un poco, Corazón de Fuego procede a revelar que en realidad, Cuervo no está muerto, sino que escapó del clan ayudado por él para que Garra de Tigre no lo asesine por saber más de la cuenta.
Al escuchar esto, todos los congregados sueltan maullidos conmocionados. Garra de Tigre no demuestra expresión alguna, aunque Corazón de Fuego sospecha que el gran gato debe estar sorprendido en el fondo por la noticia de que su antiguo aprendiz sigue vivo. El joven rojizo prosigue su relato, y Látigo Gris lo apoya, declarando que él estuvo presente cuando Cuervo contó la historia. Confundidos y abatidos, los miembros del clan por fin se callan, y permanecen en silencio, dirigiéndose miradas atemorizadas y apenadas. Corazón de Fuego cuenta que Garra de Tigre no logró convertirse en lugarteniente hasta que murió Corazón de León, quien había sucedido a Cola Roja, y añade que aún así, el atigrado oscuro nunca estuvo conforme y siempre quiso ser líder. Abrumado, comparte la sospecha de que el gato intentó tenderle una trampa a Estrella Azul en el Sendero Atronador, en la que terminó cayendo Carbonilla, por desgracia, así hiriéndose permanente la pata. Al escucharlo, la gata gris queda pasmada, con la boca abierta.
Estrella Azul, con la voz quebrada, añade que Corazón de Fuego siempre le compartió sus sospechas y le advirtió sobre la posible traición de Garra de Tigre; pero que ella nunca quiso creerlo y prefirió confiar en su lugarteniente, demostrando finalmente estar equivocada. Temblando de rabia y por el impulso de revelar por fin todos los secretos del traicionero gato, Corazón de Fuego concluye con que Garra de Tigre ideó este ataque para, probablemente, simular que alguno de los proscritos había matado a Estrella Azul, y así quedarse con el puesto de líder sin que los demás supieran de su traición.
Tormenta Blanca pregunta ahora qué pasará con Garra de Tigre, y, estallando en maullidos de desprecio, muchos sugieren matarlo, enceguecerlo o dejarlo a la deriva en el bosque. Ante la indignación de su clan, Estrella Azul, estremeciéndose de dolor por haber sido traicionada, decide zanjar el asunto, y pregunta al prisionero si tiene algo que decir en su defensa. Furioso y despidiendo odio puro, Garra de Tigre la insulta, declarando que es una patética imitación de guerrera, blanda como un minino casero; que busca la paz con los otros clanes en vez de demostrar su superioridad. Bufando de ira, espeta que él habría sido un mejor líder; que habría guiado al Clan del Trueno a la grandeza y a los días gloriosos del Clan del Tigre. Casi en un susurro para sí misma, Estrella Azul pregunta cuántos gatos habrían muerto a costa de cumplir aquello. Corazón de Fuego recuerda a Garra de Cardo, aquel guerrero arrogante y sanguinario del que la gata le habló, y quien aspiraba a tener el puesto de lugarteniente que finalmente se le fue concedido a ella.
Triste pero decidida, la líder gris azulada anuncia que condenará a Garra de Tigre al exilio, significando aquello que, a partir del día siguiente, los miembros del Clan del Trueno tienen su permiso para matarlo si lo encuentran en su territorio. El atigrado se mofa de ella, respondiendo que ya le gustaría que alguien intentara atacarlo. Látigo Gris le grita que Corazón de Fuego lo venció, y el atigrado oscuro, volviéndose hacia el guerrero rojizo con una mirada llena de odio y desprecio, amenaza a su máximo enemigo, espetándole que si se lo llega a cruzar, verán quién es más fuerte. Desafiante, Corazón de Fuego le contesta, pero la líder, abrumada, ordena al exiliado que se marche de una vez.
Poniéndose de pie pesadamente, Garra de Tigre gruñe que será líder de todos modos, y, recorriendo la mirada entre los presentes, expresa que cualquiera que se marche con él será bien tratado. Se dirige hacia Cebrado, su principal partidario; pero éste, abatido, le responde que, a pesar de haber sido el gato que más confiaba en él, evidentemente no era tan cercano para él como para saber que Garra de Tigre iba a conspirar con el tirano de Cola Rota, sin haberle avisado de nada. Indiferente, el gran gato responde que necesitaba a Cola Rota para contactar con los proscritos, y dice a Cebrado que si prefiere ofenderse por tomarse las cosas personales, que sea su problema. Luego, se dirige a Rabo Largo, también ofreciéndole el irse junto a él. Aterrado y despidiendo olor a miedo por todos lados, el guerrero claro exclama con voz temblorosa que su lealtad está con el Clan del Trueno. Asqueado, Corazón de Fuego piensa para sí que Rabo Largo no es más que un cobarde.
Por último, Garra de Tigre se dirige hacia Manto Polvoroso, pero éste, tras acercarse al traidor, le dice, conteniendo apenas su rabia, que él lo admiraba y quería ser como él; pero que mató a Cola Roja, quien había sido su primer mentor y quien le había enseñado más que nadie. Furioso, Manto Polvoroso le espeta reiteradamente que mató a Cola Roja y que traicionó al clan, y que por ello, preferiría morir antes que seguirlo al exilio. Tras esto, se da la vuelta, y varios gatos sueltan murmullos aprobatorios ante la valiente actitud del guerrero. Estrella Azul vuelve a despachar al traidor, y éste, irguiéndose al máximo, jura vengarse de todo el Clan del Trueno. Avanzando pesadamente y con pasos desiguales debido a su herida, se frena junto a Corazón de Fuego, y, dedicándole una amenaza odiosa que le hiela la sangre, espeta con todo su rencor al guerrero rojizo que se mantenga alerta, porque un día lo encontrará y lo convertirá en carroña.
A pesar del miedo creciente en su interior, Corazón de Fuego intenta no dejarse atemorizar, y, rabioso, contesta al atigrado que él ya es carroña. Con un último gruñido, Garra de Tigre se marcha cojeando dignamente, sin siquiera mirar atrás, y todos se quedan mirando quedamente cómo el gato que ha traicionado al Clan del Trueno desaparece por el túnel de aulagas hasta perderse de vista.

Personajes

Principales

Secundarios

Mencionados

Eventos

Otros

Lugares

Errores

Referencias y citaciones

  1. 1,0 1,1 1,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 253
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 2,6 2,7 Revelado en El bosque de los secretos, página 255
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 3,6 3,7 3,8 Revelado en El bosque de los secretos, página 256
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 4,7 Revelado en El bosque de los secretos, página 257
  5. 5,0 5,1 Revelado en El bosque de los secretos, página 258
  6. 6,0 6,1 6,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 259
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 Revelado en El bosque de los secretos, página 260
  8. 8,0 8,1 Revelado en El bosque de los secretos, página 261
  9. 9,0 9,1 9,2 9,3 9,4 9,5 9,6 9,7 Revelado en El bosque de los secretos, página 262
  10. Revelado en El bosque de los secretos, página 264
  11. Revelado en El bosque de los secretos, páginas 263-265
  12. Revelado en las filiaciones de El bosque de los secretos
  13. Revelado en En territorio salvaje, página 18
  14. Revelado en El bosque de los secretos, página 265
  15. Revelado en El bosque de los secretos, página 263


Capítulos de El bosque de los secretos
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Capítulo 25Capítulo 26Capítulo 27Capítulo 28Capítulo 29Capítulo 30
Advertisement