Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
«Nunca más. No más patrullas ni peleas en broma. Se acabó compartir lenguas tras un día de caza. No más risas ni peligros enfrentados uno al lado del otro. Se acabó.»

—Los pensamientos de Corazón de Fuego tras separarse de Látigo Gris en El bosque de los secretos, página 284


El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 30 de El bosque de los secretos. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo

PdV de Corazón de Fuego

Tormenta Blanca felicita al nuevo lugarteniente, y Corazón de Fuego se alegra de contar con su apoyo y su respeto, sabiendo que el guerrero veterano blanco aspiraba también a aquel puesto. Pensando en qué hacer y qué prioridades atender, el joven rojizo organiza patrullas de caza y el reparto de comida dentro del clan. Algunos gatos parecen más reacios a obedecerle que otros, como es el caso de Cebrado, Rabo Largo o Manto Polvoroso, los antiguos partidarios de Garra de Tigre. Tormenta Blanca advierte a Corazón de Fuego que debería tener a aquellos gatos vigilados, y el joven rojizo asume que lo respetarán al menos lo necesario, si no se ensaña demasiado con ellos.
El nuevo lugarteniente acude a la pila de carne fresca, donde Carbonilla está seleccionando una urraca para llevarle de comer a Estrella Azul. De pronto, la aprendiza gris suelta la presa con una arcada, al darse cuenta que en su interior, la urraca está podrida y llena de gusanos. Ambos observan la presa en mal estado con extrañeza, y, analizándola, de pronto Carbonilla se queda tiesa, mirando fijamente a la urraca. Corazón de Fuego comprende que la joven a lo mejor está interpretando aquello como un augurio, una clase de señal del Clan Estelar. Con un escalofrío, el lugarteniente comenta que esa era la presa que la gata iba a llevarle a Estrella Azul, y, atemorizado, se pregunta para sus adentros si, a pesar de haberse librado de Garra de Tigre; el liderazgo de Estrella Azul en el Clan del Trueno está destinado a descomponerse por dentro, tal como aquella urraca en mal estado.
Intentando acallar sus propias y alarmantes sospechas, el joven trata de negar que se trate de un augurio; aunque no logra expresar seguridad, sin poder creer en otra cosa. Carbonilla, también convencida de algo malo, decide hablar de ello con Fauces Amarillas, no sin antes prometerle a su antiguo mentor que no revelará aquello a nadie más. Mientras la gata se aleja, Corazón de Fuego, asqueado, entierra la urraca podrida, preguntándose qué nuevos desastres le deparará el Clan Estelar al Clan del Trueno.
Cuando las patrullas regresan y el sol se encuentra en su punto más alto, aparecen el el campamento Leopardina, Prieto, Vaharina y Pedrizo, los gatos del Clan del Río que participaron en la batalla el día anterior. Corazón de Fuego sale a su encuentro, saludando a Leopardina con una respetuosa inclinación de cabeza, de igual a igual. A pesar de todo, el gato rojizo decide no contar a los visitantes todo el suceso de la traición de Garra de Tigre y el hecho de que ahora él es el nuevo lugarteniente. En vez de eso, calla y sale a buscar a Estrella Azul para guiarla junto a los gatos del Clan del Río. Varios miembros del Clan del Trueno se congregan a su alrededor, con curiosidad.
Leopardina declara sin rodeos que han venido a llevarse a los cachorros de Corriente Plateada por orden de Estrella Doblada, ya que aquello fue decidido cuando el día anterior, una reina llamada Verdeflor perdió a sus dos crías prematuras y quedó disponible para amamantar a los pequeños de Látigo Gris. Corazón de Fuego exclama que los cachorros ya están bien cuidados en el Clan del Trueno, pero Leopardina lo ignora, dirigiéndose solamente a Estrella Azul, y hablando con superioridad, como si creyera fervientemente que es el Clan del Río quien tiene todo el derecho a los cachorros. Vaharina añade que el río ha descendido, por lo que es más seguro de cruzar.
Con firmeza, Estrella Azul responde que ya había prometido dar una respuesta en la próxima Asamblea, volviendo a reafirmar que el Clan del Trueno también tiene derecho sobre esos pequeños. Fría y descaradamente, Leopardina espeta a la líder gris azulada que no es ella quien puede tomar esa decisión. Indignados por el atrevimiento de la gata, los miembros del Clan del Trueno estallan en maullidos de protesta. Estrella Azul declara que el Clan del Trueno luchará para proteger a los cachorros, y la tensión con el grupo del Clan del Río aumenta.
De pronto, la voz de Látigo Gris se eleva por encima del resto, clamando que Leopardina tiene razón: los cachorros pertenecen al Clan del Río, el clan de su madre, por lo que deberían ir allí. Atónitos y enmudecidos, sus compañeros de clan lo dejan pasar, aunque la mayoría aún lo contempla con resentimiento por haber traicionado el código guerrero. Estrella Azul advierte al joven que, si cede a sus hijos al Clan del Río, quizás tenga que, algún día, enfrentarse a ellos en combate, quienes no podrían reconocerlo como su familia. Al percibir la tristeza con la que pronuncia estas palabras, Corazón de Fuego sabe que la líder está pensando en Vaharina y Pedrizo, sus propios hijos, allí presentes.
Látigo Gris confiesa que ha traído demasiados problemas al Clan del Trueno, recalcando que no quiere causar más complicaciones y que no le pedirá a su clan que luche por sus hijos. Tras una pausa, él mismo se ofrece a llevar a sus cachorros a los pasaderos del río cuando se ponga el sol. Corazón de Fuego, destrozado por su amigo, intenta detenerlo, pero éste sólo le devuelve una mirada apenada, aunque en el fondo, se trata de una mirada que oculta una otra inquietud. Tormenta de Arena intenta consolar al lugarteniente pegándose a él, a pesar de que Carbonilla le pide cortésmente que se aparte, ya que no está siendo oportuna en ese momento.
Tras permanecer en silencio un largo rato, Estrella Azul accede finalmente a las demandas de Leopardina, prometiendo llevarle los cachorros a la puesta del sol. Sorprendida de que el asunto se haya resuelto tan rápido, la lugarteniente cruza una mirada atónita con Prieto, casi sospechando de aquella situación. La atigrada pide al Clan del Trueno que mantenga su palabra, y acto seguido ella y sus gatos se marchan.
Cuando el sol desciende, Látigo Gris despide a sus cachorros de Flor Dorada y los hijos de ésta antes de partir. Tras sacarlos de la maternidad, Látigo Gris pide a su mejor amigo que lo acompañe y lo ayude para llevar a los pequeños al río. Pendiente del guerrero gris, Corazón de Fuego accede de inmediato, cruzando así el bosque juntos, cada uno cargando con un cachorro. Cerca de los pasaderos, los dos depositan a los cachorros sobre la hierba y se alejan un momento para hablar. Látigo Gris comenta a su amigo que tenía razón: no puede separarse de sus hijos. Aliviado, el lugarteniente cree que Látigo Gris finalmente cambió de opinión, pero entonces, el guerrero gris declara que se irá con sus pequeños al Clan del Río.
Con la boca desencajada de la sorpresa, Corazón de Fuego balbucea que no puede hacer eso, ya que su lugar está en el Clan del Trueno. Apenado, su compañero replica que ya no pertenece más allí, ahora que todos lo odian y desconfían de él por haberse enterado de su relación con Corriente Plateada. Destrozado, Látigo Gris suspira quedamente que ya no cree que le quede lealtad de clan alguna. Herido por la situación, Corazón de Fuego insiste en que él sí lo quiere en el Clan del Trueno junto a él. Sobrellevado por la angustia, Látigo Gris lo llama el mejor amigo que se pueda tener, y le jura que moriría por él si hiciera falta, pero que lo único que no puede hacer por él es renunciar a sus hijos, a quienes prometió cuidar cuando Corriente Plateada murió; y quienes pertenecen al Clan del Río, el clan de su madre. Angustiado, el guerrero gris exclama que se está dividiendo en dos.
Corazón de Fuego se pega a su mejor amigo, recordando todas las experiencias que pasaron juntos durante su larga amistad. Con tristeza, el lugarteniente se da cuenta de que todo aquello vivido junto a Látigo Gris está tocando su fin, sin que él pueda evitarlo, ya que sabe muy bien que no hay un futuro claro para él y sus cachorros en el Clan del Trueno. Finalmente, Látigo Gris se separa de su compañero para llamar a sus hijos, quienes acuden a él torpemente. Promete ver a Corazón de Fuego en alguna próxima Asamblea, y el lugarteniente rojizo replica que ya nada será lo mismo.
Luego, Corazón de Fuego se queda en silencio, contemplando cómo Látigo Gris carga a sus cachorros por los pasaderos hasta el otro lado del río, donde Vaharina los está esperando. Impotente, vislumbra a los cuatro gatos alejarse y desaparecer en territorio del Clan del Río, mientras él, del lado del Clan del Trueno, se queda solo conforme anochece. Tras quedarse un rato contemplando el río, finalmente Corazón de Fuego se obliga a incorporarse y regresar a su campamento. A pesar de sentirse más triste y solo que nunca, también percibe una nueva energía dentro de él, ahora que las mentiras de Garra de Tigre han quedado al descubierto y ahora que el atigrado ya no es una amenaza inminente para el Clan del Trueno. Emocionado, comprende que Estrella Azul confía en él como para haberle entregado su nuevo puesto, y se dice a sí mismo que el Clan del Trueno podrá sobrellevar todo con fuerza, guiados por el Clan Estelar. Apurando el paso, baja ansiosamente el barranco hacia su campamento, regresando con su clan y sus nuevas obligaciones como lugarteniente.

Personajes

Principales

Secundarios

Mencionados

Eventos

Otros

Presagios

Lugares

Errores

  • Se utiliza la expresión "tener los ojos como platos"[2], si bien ésta no es muy apropiada para los gatos.
  • Se reitera que como aprendiza de curandera Carbonilla tiene nuevos poderes[7], si bien ella no es una gata con poderes sino que posee la capacidad normal en los curanderos de tener una percepción más amplia que la ayude a interpretar señales[12][13].
  • Leopardina es llamada una guerrera[3][4], cuando es la lugarteniente del Clan del Río[14].
  • Vaharina es llamada una guerrera[3][4][5], cuando es una reina[15].
  • Se dice que no falta mucho para la siguiente Asamblea[4], si bien, teniendo en cuenta el tiempo transcurrido desde la última, aún falta más de media luna[16][17][18][19][20][21][12][22].
  • Vaharina asegura que los cachorros de Corriente Plateada y Látigo Gris ya están lo suficientemente grandes y fuertes como para cruzar el río[5], si bien éstos tienen aproximadamente un cuarto de luna de edad[23][19][20][21][12][22]. Además, apenas pasaron tan sólo cuatro días desde que los miembros del Clan del Río accedieron esperar a regañadientes a que los cachorros crezcan[24][21][12][22].
  • Hay una inconsistencia sobre el cambio de estación entre El bosque de los secretos y Antes de la tormenta[25][26]. Al final de El bosque de los secretos se dice que la estación de la hoja nueva está finalizando[27], si bien, calculando el paso del tiempo en el libro en relación a las Asambleas y las lunas transcurridas, es notado que la estación de la hoja nueva empezó formalmente entre media luna y tres cuartos de luna de tiempo antes de los sucesos de este capítulo, aproximadamente[28][29]. A su vez, en Antes de la tormenta, que comienza un cuarto de luna después de los eventos de El bosque de los secretos[30], se establece que la estación de la hoja verde ya ha llegado[31].
    • Ambos libros mantienen la misma incongruencia, ya que de este modo, la estación de la hoja nueva estaría durando alrededor de tres cuartos de luna, o una luna como mucho[32], cuando debería durar tres. Sumado a esto, El bosque de los secretos nunca termina de ser consistente sobre cuándo comienza exactamente la estación de la hoja nueva, ya que los primeros deshielos parecen ser considerados aún como parte de lo último de la estación sin hojas[33][34][35][36][29][28].
  • Corazón de Fuego es llamado un guerrero[8], si bien ahora es el lugarteniente del Clan del Trueno[37].
  • Se dice que cuando Látigo Gris y Corazón de Fuego se conocieron por primera vez, éste era un gato doméstico perdido en el bosque[38], si bien no se hallaba realmente perdido, sino explorando el exterior[39][40].
  • Vaharina es descrita de color gris[9], cuando es de color gris azulado[41].

Referencias y citaciones

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 1,13 1,14 Revelado en El bosque de los secretos, página 274
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 Revelado en El bosque de los secretos, página 275
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 3,6 3,7 Revelado en El bosque de los secretos, página 277
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 4,7 Revelado en El bosque de los secretos, página 278
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 Revelado en El bosque de los secretos, página 279
  6. 6,0 6,1 6,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 280
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 Revelado en El bosque de los secretos, página 276
  8. 8,0 8,1 8,2 8,3 8,4 8,5 8,6 Revelado en El bosque de los secretos, página 282
  9. 9,0 9,1 9,2 9,3 9,4 Revelado en El bosque de los secretos, página 284
  10. Revelado en El bosque de los secretos, página 285
  11. 11,0 11,1 11,2 Revelado en El bosque de los secretos, páginas 283-284
  12. 12,0 12,1 12,2 12,3 Revelado en El bosque de los secretos, página 245
  13. Revelado en Fuego y hielo, página 174
  14. Revelado en las filiaciones de Fuego y hielo
  15. Revelado en las filiaciones de El bosque de los secretos
  16. Revelado en El bosque de los secretos, capítulo 18
  17. Revelado en El bosque de los secretos, página 186
  18. Revelado en El bosque de los secretos, página 202
  19. 19,0 19,1 Revelado en El bosque de los secretos, página 225
  20. 20,0 20,1 Revelado en El bosque de los secretos, página 232
  21. 21,0 21,1 21,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 241
  22. 22,0 22,1 22,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 271
  23. Revelado en El bosque de los secretos, capítulo 21
  24. Revelado en El bosque de los secretos, página 239
  25. Revelado en El bosque de los secretos, capítulo 30
  26. Revelado en Antes de la tormenta, capítulo 1
  27. Revelado en El bosque de los secretos, página 281
  28. 28,0 28,1 Revelado en El bosque de los secretos, página 158
  29. 29,0 29,1 Revelado en El bosque de los secretos, capítulo 16
  30. Revelado en Antes de la tormenta, página 30
  31. Revelado en Antes de la tormenta, página 31
  32. Desde el capítulo 16 de El bosque de los secretos, página 158, hasta el capítulo 30, página 281, o hasta el capítulo 1 de Antes de la tormenta
  33. Revelado en El bosque de los secretos, capítulo 10
  34. Revelado en El bosque de los secretos, página 111
  35. Revelado en El bosque de los secretos, capítulo 11
  36. Revelado en El bosque de los secretos, página 116
  37. Revelado en El bosque de los secretos, página 272
  38. Revelado en El bosque de los secretos, página 283
  39. Revelado en En territorio salvaje, capítulo 1
  40. Revelado en En territorio salvaje, páginas 24-26
  41. Revelado en El bosque de los secretos, página 67


Capítulos de El bosque de los secretos
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Capítulo 25Capítulo 26Capítulo 27Capítulo 28Capítulo 29Capítulo 30
Advertisement