Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
Ser guerrero es algo más que matar. Un verdadero guerrero, el mejor guerrero, no es cruel ni mezquino. No araña a un enemigo indefenso. ¿Qué tiene eso de honorable?

Corazón de Fuego a Pequeño Nimbo en El bosque de los secretos, página 89


El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 7 de El bosque de los secretos. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo

PdV de Corazón de Fuego

Corazón de Fuego se encamina hacia la guarida de Fauces Amarillas, pero se encuentra con Carbonilla, quien casi choca con él. La joven explica que está yendo a buscar hierbas para la curandera, y su antiguo mentor se ofrece a ayudarla. Cuando ambos están por salir del campamento, el guerrero escucha voces de cachorros provenientes de un árbol caído, cerca de la guarida de los veteranos. Al voltear hacia allí, Corazón de Fuego ve a Cola Rota, a quien le habían cedido un lecho en ese lugar bajo custodia. Un grupo de cachorros rodea al gato ciego para molestarlo, y Pequeño Nimbo, quien está allí, se mofa de Cola Rota por ser un traidor, clavándole las garras y alejándose al instante. Los otros lo imitan mientras Cebrado, quien está a cargo de vigilar al prisionero, permanece a cierta distancia, observando todo cómodamente.
Corazón de Fuego contempla con cierta lástima al antiguo líder, quien, enceguecido y desvalido, ya no supone ninguna amenaza. Poco a poco, se enfurece por la actitud de los cachorros, y cuando Pequeño Nimbo salta sobre la cola del prisionero, el joven rojizo lo retira, indignado. Regaña a los demás cachorros, enviándolos a la maternidad, y encara a Pequeño Nimbo, enojado. Cebrado defiende las actitudes prepotentes del cachorro hacia Cola Rota, pero su compañero le espeta que no debería meterse, y el atigrado negro y gris se aleja de ellos, empujando a Corazón de Fuego a su paso y llamándolo despectivamente un minino casero.
Aún enfurecido, el joven se vuelve hacia su sobrino y le pregunta si sabe a lo que Cebrado se refirió con su insulto. Comprendiendo que el pequeño aún no conoce sus verdaderos orígenes, intenta explicarle delicadamente que un minino casero es un gato doméstico, que vive con los Dos Patas, y de quien algunos gatos de clan desconfían, ya que no les parece lo suficientemente capaz para ser guerrero. Con tacto, añade que ambos son mininos domésticos, porque ambos nacieron donde viven los Dos Patas. Confuso, Pequeño Nimbo apunta que él nació en el Clan del Trueno, pero Corazón de Fuego le explica que su hermana, Princesa, es su verdadera madre, quien vive con los Dos Patas y lo entregó al Clan del Trueno de muy pequeño para que pudiera ser un guerrero.
Impactado, Pequeño Nimbo pregunta a su tío por qué no le había contado todo aquello, y éste responde que creyó que Pecas ya se lo había dicho. Frustrado, el cachorro asume que por ello los demás gatos lo odian y creen que no logrará nada: por no haber nacido en el bosque. Corazón de Fuego, recordando la emoción de Princesa al entregar a su hijo y esperando que el pequeño no esté molesto por la decisión de su madre y su tío al incluirlo en el clan, le aclara que así son las cosas, y que, a pesar de que haya gatos como Cebrado que piensen que ser un gato doméstico es algo malo, aquello sólo significa que deben esforzarse el doble para dejar en claro que la sangre de minino casero no es algo vergonzoso. Con determinación, Pequeño Nimbo exclama que será el mejor guerrero del clan, y que será tan valiente como para pelear contra cualquiera, incluso para matar proscritos como Cola Rota. Corazón de Fuego advierte al cachorro que atacar a un enemigo indefenso no tiene nada de honorable, y que ser guerrero implica mucho más.
Carbonilla comprueba que Cola Rota esté bien, y junto a su antiguo mentor, lo guían de vuelta a su lecho. Luego, se disponen a recolectar las hierbas, y, entusiasmado, Pequeño Nimbo pide acompañarlos. Carbonilla lo admite, y mientras atardece, los tres se dirigen fuera del campamento, hacia la hondonada de entrenamiento. La gata gris anuncia que precisa bayas, y Pequeño Nimbo se adelanta, prometiendo que hallará montones. Carbonilla apunta que será un buen aprendiz, con la energía que tiene. Evasivo, Corazón de Fuego se dice que Pequeño Nimbo necesita aprender a escuchar.
Desde el otro extremo, el cachorro los llama, anunciando que encontró bayas. Ambos se acercan hacia el pequeño, quien se halla bajo un arbusto de llamativas bayas rojas. El gatito apunta que parecen sabrosas, y se dispone a comer algunas, cuando de pronto, Carbonilla echa a correr hacia él y lo derriba, alterada. Ambos salen rodando hasta que la joven es capaz de incorporarse. Nerviosa, pregunta a Pequeño Nimbo si llegó a tocar alguna. Acto seguido guía al gatito, confundido y asustado, hacia la planta. Señalando las bayas con vehemencia, indica de modo cortante que mire sin tocar, ya que se trata de bayas de tejo, tan venenosas que son conocidas como bayas mortales. Muy seria, la gata declara que tan sólo una de esas bayas podría matarlo. Consuela al impactado cachorro, pidiéndole que las reconozca bien para no equivocarse una próxima vez, explicándole que nunca debe comer algo que desconoce. El gatito lo promete, y ella, más tranquila, le permite seguir buscando bayas.
Corazón de Fuego agradece a Carbonilla por haber sabido lo suficiente como para salvar a su sobrino. Ella replica que Fauces Amarillas es una buena maestra. Ambos continúan su camino, y el gato rojizo aminora el paso para ir al ritmo de la cojera de su antigua aprendiza. Sin embargo, Carbonilla se da cuenta, y le explica a su amigo que su pata ya ha sanado todo lo que podía, y no mejorará más. Dubitativa, expresa que no sabe qué hará cuando tenga que retirarse de la guarida de Fauces Amarillas. Corazón de Fuego intenta consolarla, asegurándole que Estrella Azul tendrá una solución. Triste, la gata gris apunta que siempre ha admirado a la líder y ha querido ser como ella, pero que ahora, no tiene nada que dar al clan. El gato rojizo se pregunta qué caminos puede tomar un gato de clan, sabiendo que los cachorros se convierten en aprendices, y luego en guerreros o eventualmente reinas si son hembras, todos quienes a su vez se convertirán algún día en veteranos. El joven se plantea qué pasa con aquellos gatos lo suficientemente malheridos como para llevar a cabo la esforzada vida guerrera, de entrenamiento, caza, patrullas y lucha.
Sombríamente, Corazón de Fuego recuerda que el accidente de Carbonilla fue culpa de Garra de Tigre, cuya intención era tender una trampa a Estrella Azul. El joven se lamenta que aquello haya acabado con los sueños de su aprendiza, quien había demostrado ser valerosa, inteligente, enérgica, determinada y comprometida. Él sugiere a su amiga que intente hablar con Estrella Azul, y ella se dice que probablemente lo haga. Luego se aleja ante un llamado de Pequeño Nimbo, y Corazón de Fuego se queda pensando en que la líder, quien se preocupa por todos sus gatos, quizá logre insertar a Carbonilla dentro de la vida de clan.
Confundido, aquello lo lleva a preguntarse por qué Estrella Azul reaccionó de forma tan extraña ante el relato de Tabora sobre dos gatos del Clan del Río provenientes del Clan del Trueno; indignándola al punto de dar definitivamente la espalda ante las sospechas sobre el peligro de Garra de Tigre. Apesadumbrado, se dice a sí mismo que alrededor de aquellos gatos hay un secreto enterrado demasiado hondo, del que duda poder entender alguna vez.

Personajes

Principales

Secundarios

Mencionados

Lugares

Errores

Referencias y citaciones

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 1,8 1,9 Revelado en El bosque de los secretos, página 85
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 Revelado en El bosque de los secretos, página 86
  3. 3,0 3,1 Revelado en El bosque de los secretos, página 87
  4. 4,0 4,1 4,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 88
  5. Revelado en El bosque de los secretos, página 89
  6. 6,0 6,1 6,2 Revelado en El bosque de los secretos, página 90
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 Revelado en El bosque de los secretos, página 92
  8. 8,0 8,1 8,2 8,3 8,4 8,5 8,6 Revelado en El bosque de los secretos, página 93
  9. Revelado en Fuego y hielo, capítulo 16
  10. Revelado en Fuego y hielo, páginas 162-164
  11. Revelado en Fuego y hielo, página 216
  12. Revelado en las filiaciones de El bosque de los secretos


Capítulos de El bosque de los secretos
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Capítulo 25Capítulo 26Capítulo 27Capítulo 28Capítulo 29Capítulo 30
Advertisement