FANDOM


El Clan Estelar te honrará por tu coraje, joven Zarpa de Fuego. Creo que deberías saber que, en la batalla contra las ratas, la vida que perdí no fue la quinta, sino la séptima. He dejado que el clan crea que era la quinta porque no quiero que teman por mi seguridad. Pero dos vidas más, y tendré que abandonaros para reunirme al Clan Estelar.

Estrella Azul confesando su secreto a su aprendiz en En territorio salvaje, página 213

El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 20 de En territorio salvaje. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítuloEditar

PdV de Zarpa de Fuego Editar

Zarpa de Fuego regresa al campamento del Clan del Trueno, que presenta un mejor aspecto cada vez. Escarcha y Flor Dorada están fortificando la maternidad, y Arenisca y Polvoroso se están preparando para salir de patrulla. Cuando Zarpa de Fuego se aproxima a la zona de la comida, Arenisca se disculpa explicándole que se comieron los dos últimos ratones. Zarpa de Fuego divisa a Zarpa Gris frente a la guarida de los aprendices, y aprovecha para preguntarle si vio a Cuervo por algún lado. Zarpa Gris responde que Cuervo no volvió todavía de su misión. Zarpa Gris le muestra un corte en una pata, que se hizo cuando Garra de Tigre lo mandó a pescar y resbaló sobre una piedra afilada. Zarpa de Fuego le recomienda visitar a Jaspeada. Le pregunta a su amigo si sabe a dónde Garra de Tigre envió a Cuervo, pero Zarpa Gris ignora la respuesta.

Zarpa de Fuego se instala a esperar, con la vista puesta en la entrada del campamento, a la espera de Cuervo. Está nervioso y teme por su amigo, debido a la conversación entre Garra de Tigre, Cebrado y Rabo Largo que había escuchado durante la noche anterior. Garra de Tigre ingresa solo al campamento, y Zarpa de Fuego se preocupa todavía más. Se arrepiente de no haber hablado con Estrella Azul cuando tuvo la oportunidad, ya que ahora es tarde para advertir a la líder; ella se encuentra en su guarida, que está custodiada nada menos que por Cebrado y Rabo Largo, precisamente los guerreros que no deben escuchar nada de esta charla que pueda llegar a contarle a Estrella Azul. Garra de Tigre se encuentra compartiendo su caza con Tormenta Blanca.

De repente, Cuervo llega al campamento, cargado de presas en la boca. Orgulloso, Cuervo le informa a su amigo que las presas vienen del territorio del Clan de la Sombra. Zarpa de Fuego se sorprende, y Cuervo explica que ésa era la misión que su mentor le había encomendado. Zarpa de Fuego insiste en que eso había sido muy peligroso y que Estrella Azul debería enterarse. Cuervo, con miedo, se niega. Zarpa de Fuego replica que sólo tuvo suerte de sobrevivir esta vez, pero Cuervo lo hace callarse, porque el lugarteniente los está observando atentamente. Ambos comen las piezas de carne fresca y Cuervo se aleja de repente hacia su guarida, indicándole a Zarpa de Fuego que deje algo de carne para Zarpa Gris. El aprendiz rojizo decide entonces contarle a Cuervo en qué peligro se encuentra realmente, incluída la conversación que mantuvo Garra de Tigre.

Se introduce en busca de Cuervo en la guarida de los aprendices, y lo encuentra ya dormido, pero soñando con alguna pesadilla, que lo hace agitarse, estremecerse y sacudirse. De golpe, Cuervo se despierta y se levanta horrorizado, con los ojos como platos y mirando alrededor con frenetismo. Zarpa de Fuego lo tranquiliza, asegurándole que están ellos dos solos en la guarida y no hay nadie más. Luego le confiesa a Cuervo la conversación que escuchó cuando estaba buscando ajo silvestre: Garra de Tigre le había dicho a Cebrado y a Rabo Largo que Cuervo estaba traicionando al Clan del Trueno, ya que se había escabullido durante el viaje a la Piedra Lunar para advertirle al Clan de la Sombra que el campamento del Clan del Trueno estaba desprotegido. Cuervo, aterrorizado, le dice a Zarpa de Fuego que no lo hizo. Zarpa de Fuego le responde que ya lo sabe, pero que Garra de Tigre les hizo creer a Cebrado y a Rabo Largo que sí, y que debían deshacerse de él pronto. Cuervo se queda mudo de miedo. Zarpa de Fuego aprovecha entonces para preguntarle por qué el lugarteniente querría deshacerse de alguien como él, que es sólo un aprendiz. Cuervo duda en responder, pero finalmente se acerca para hablarle al oído a Zarpa de Fuego, confesándole la verdad: Garra de Tigre es el verdadero asesino de Cola Roja, y no Corazón de Roble. En realidad, Cola Roja había matado al lugarteniente del Clan del Río, y luego de esto, Garra de Tigre le había ordenado a Cuervo regresar al campamento. El aprendiz narra que decidió volver a la batalla, porque no sabía cuá era la situación; quería participar y había gatos que quizás necesitaran su ayuda. Para cuando llegó nuevamente, los guerreros del Clan del Río ya se habían retirado, y sólo quedaban Garra de Tigre y Cola Roja. Garra de Tigre entonces saltó sobre el lugarteniente, clavándole los colmillos en la nuca y acabando con su vida. Entonces Cuervo, descubriendo esto, corrió lo más rápido que pudo, sin saber en el momento si Garra de Tigre lo había visto.

Zarpa de Fuego, satisfecho por descubrir por fin la verdad, le pregunta a su amigo por qué nunca le contó nada a Estrella Azul. Cuervo responde que ella no le hubiera creído. Zarpa de Fuego le asegura que él sí le cree, y le da un lametón en las orejas, tratando de calmarlo. Le hace prometer que a partir de ahora, no se separará de Zarpa Gris o de él. Abrumado, Cuervo pregunta si Zarpa Gris está al tanto de que Garra de Tigre, Cebrado y Rabo Largo quieren librarse de él. Zarpa de Fuego le asegura que no, aunque tarde o temprano va a contárselo. Le promete a Cuervo que va a ayudarlo a salir del problema.

Al amanecer, Zarpa Gris ingresa en la guarida. Zarpa de Fuego, Cuervo, Arenisca y Polvoroso (quienes habían vuelto de la patrulla hacía un rato) están durmiendo. Al oír a Zarpa Gris, Zarpa de Fuego se levanta. Su amigo le dice que se ve mejor, y Zarpa Gris explica que Jaspeada le indicó que se quedara tumbado y quieto durante unas horas luego de curarle la almohadilla, pero que terminó quedándose dormido. Zarpa Gris agradece el pinzón que le guardaron, y Zarpa de Fuego trata de explicarle que era una presa del Clan de la Sombra, pero Arenisca los calla, pidiéndoles que la dejen dormir. Zarpa Gris le propone a Zarpa de Fuego visitar la maternidad, ya que la por noche Pecas había dado a luz.

Tormenta Blanca está guardando la maternidad, y cuando los dos aprendices se acercan, les pregunta si vienen a ver a los nuevos cachorros. Ambos lo afirman y el guerrero declara amablemente que sólo se puede pasar de uno en uno, y que tendrán que esperar, ya que Estrella Azul está con ellos ahora. Zarpa de Fuego le ofrece a Zarpa Gris pasar primero, mientras él va a visitar brevemente a Fauces Amarillas. La vieja gata esá lamiéndose detrás de las orejas. Cuando Zarpa de Fuego le pregunta si irá a ver la nueva camada de Pecas, Fauces Amarillas responde que no sería bien recibida. Zarpa de Fuego protesta, y argumenta que las reinas saben que ella defendió la maternidad. Fauces Amarillas lo interrumpe y explica que las gatas son muy protectoras con los recién nacidos, por lo que prefiere mantenerse al margen. Zarpa de Fuego cree que los cachorros son una buena noticia, y Fauces Amarillas lo contradice sombríamente, aclarando que sólo a veces son una buena señal.

El cielo se nubla y el aire se vuelve más fresco. Estrella Azul acaba de salir de la maternidad, al tiempo que Zarpa Gris entraba. Ésta le pregunta a Zarpa de Fuego si vino a ver a los nuevos futuros guerreros, aunque con voz triste. Le dice que lo espera más tarde en su guarida. Zarpa de Fuego piensa que sería una buena oportunidad para hablar con la líder a solas. Zarpa Gris sale de la maternidad comentando que los cachorros son preciosos. Luego promete dejarle a Zarpa de Fuego algo de carne fresca. Zarpa de Fuego se introduce en la maternidad con el permiso de Tormenta Blanca, donde encuentra a Pecas junto a cuatro gatitos recién nacidos. Es mencionado que se parecen mucho a su madre; son todos gatitos grises con manchas más oscuras, a excepción de un pequeño macho gris oscuro. Zarpa de Fuego le pregunta a Pecas cómo se encuentra, lo que ella responde admitiendo que está un poco cansada, pero feliz por la buena salud de los pequeños. Zarpa de Fuego comenta que el Clan del Trueno es afortunado de tenerlos, y que justo estuvo hablando de eso con Fauces Amarillas. Ante la mención de la gata, Pecas se inquieta y atrae hacia sí a uno de sus cachorros; demostrando que Fauces Amarillas todavía no tiene la confianza completa del Clan. El aprendiz se despide de Pecas y se dirige hacia la guarida de Estrella Azul, que está vigilada por Rabo Largo. Zarpa de Fuego y Estrella Azul ingresan a la guarida y Rabo Largo intenta seguirlos adentro, pero la líder le dice que estará lo bastante segura con Zarpa de Fuego junto a ella. Rabo Largo duda, pero finalmente no los sigue adentro.

Estrella Azul informa melancólicamente que por más adorables que sean los cachorros de Pecas, significan más bocas que alimentar, y que esto será crucial ya que la estación sin hojas se acerca pronto. Luego le aclara a Zarpa de Fuego que no le preste atención, y que sólo le preocupan los primeros vientos fríos. Luego felicita al aprendiz por el entrenamiento de ayer. Zarpa de Fuego cree que es el momento oportuno para comentarle sus temores sobre Cuervo y Garra de Tigre, pero Estrella Azul continúa hablando, sin dejarle tiempo de opinar. La líder continúa diciendo que todavía percibe algo de olor al Clan de la Sombra en el campamento, y que espera que nunca se vuelva a producir otra invasión ni que el Clan del Trueno ceda. Suspira por todas las muertes que hubo, mencionando a Cola Roja y a Corazón de León. Luego agrega que por suerte, los guerreros restantes también tienen todo su coraje, fuerza, destreza y lealtad; y que por lo menos, con Garra de Tigre como lugarteniente, el Clan del Trueno podría defenderse. Cuenta que en un tiempo, había tenido miedo por el ímpetu de la pasión de Garra de Tigre, sabiendo que su energía necesitaba canalizarse especialmente; pero afirma que ahora está orgullosa de ver cómo lo respeta el clan, ya que es un guerrero ambicioso pero su ambición es lo que lo convierte en un guerrero tan fuerte y valiente. Zarpa de Fuego comprende, completamente decepcionado, que ahora ya no puede contarle a Estrella Azul sobre la verdadera actitud de su lugarteniente, después de haber oído que la líder sí confía plenamente en él; y decide ayudar a Cuervo él solo por su cuenta.

Estrella Azul continúa, comentando inquieta que Estrella Rota regresará debido a su sed de poder por los territorios de caza. Zarpa de Fuego declara que el Clan del Trueno es capaz de echarlo otra vez. Estrella Azul lo honra, y le confiesa que en la batalla con las ratas, no perdió su quinta vida, sino la séptima, dejando creer al clan que sólo había perdido una quinta vida para que no se preocupen por ella y por el clan; pero le avisa seriamente a Zarpa de Fuego (quien está asombrado e incrédulo) que cuando pierda las dos vidas que le quedan, irá a reunirse con el Clan Estelar. La líder despide a Zarpa de Fuego, quien promete no revelar esto a nadie, y se lo agradece por contárselo.

El aprendiz se dirige a su guarida, cuando de pronto escucha gritar a Escarcha, quien aparece aterrorizada clamando que alguien se llevó a sus cachorros. Garra de Tigre enseguida se acerca llamando al clan y dando órdenes para que Tormenta Blanca permanezca vigilando la maternidad, los guerreros examinen los límites del campamento y los aprendices revisen en todas las guaridas. Zarpa de Fuego se dirige a la guarida de los guerreros, pero está vacía. Zarpa Gris y Cuervo revisan la guarida de los aprendices, y Arenisca y Polvoroso revisan la guarida de los veteranos, pero ninguno encuentra nada. Tampoco los guerreros, quienes revisaron los límites del campamento. Zarpa de Fuego divisa a Fauces Amarillas a lo lejos, colándose por una parte desprotegida del campamento. El aprendiz la sigue, pensando que pudo haber captado algún olor, pero cuando llega allí, la vieja gata ya no está, y sólo se percibe su evidente olor a miedo. Zarpa de Fuego ignora el por qué del miedo de Fauces Amarillas, pero sus pensamientos son interrumpidos por un maullido de Garra de Tigre, quien estaba en los arbustos que hay detrás de la maternidad.

Todos los gatos, encabezados por Escarcha, se acercan allí, sólo para encontrar el cadáver sin vida de la curandera, Jaspeada. Zarpa de Fuego, quien sentía algo por ella, es invadido por la furia, y puede sentir la sangre en sus oídos, deseoso de saber quién se había atrevido a hacer esto. Estrella Azul se acerca despacio y observa el cuerpo de la gata, anunciando que su asesino es un guerrero. Zarpa de Fuego logra divisar una única pero mortal herida en la nuca de Jaspeada. La cabeza empieza a darle vueltas por el dolor y la tristeza.

De repente, pero poco a poco, los gatos se van dando cuenta y extendiendo el murmullo de que Fauces Amarillas se ha ido.

PersonajesEditar

PrincipalesEditar

SecundariosEditar

MencionadosEditar

LugaresEditar

Eventos Editar

Nacimientos Editar

Muertes Editar

Errores Editar

  • Fauces Amarillas le explica a Zarpa de Fuego que las reinas son muy protectoras con sus crías, y sobre todo con su primera camada [4]. Sin embargo Pecas, la reina en cuestión, había dado a luz a su segunda camada, siendo Arenisca la única hija de su primera camada.

Referencias y citacionesEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 Revelado en En territorio salvaje, página 204
  2. 2,0 2,1 2,2 Revelado en En territorio salvaje, página 205
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 Revelado en En territorio salvaje, página 209
  4. 4,0 4,1 4,2 Revelado en En territorio salvaje, página 210
  5. Revelado en En territorio salvaje, página 211
  6. 6,0 6,1 6,2 Revelado en En territorio salvaje, página 214
  7. 7,0 7,1 7,2 Revelado en En territorio salvaje, página 207
  8. Revelado en En territorio salvaje, página 212
  9. Revelado en En territorio salvaje, página 213
Capítulos de En territorio salvaje
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Capítulo 25
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.