Los Gatos Guerreros Wiki
Los Gatos Guerreros Wiki
Sí, eso es lo que la mayoría de los gatos parecen creer. Pero éstos son tiempos muy malos si los líderes son aniquilados en la oscuridad, en vez de en una batalla justa y honorable.

Tormenta Blanca sobre la misteriosa muerte de Estrella Mellada en En territorio salvaje, página 238


El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 23 de En territorio salvaje. Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo[]

PdV de Zarpa de Fuego[]

Desde su escondite, Zarpa de Fuego logra captar el olor de la patrulla del Clan del Trueno entre los olores de la ciénaga. Los pasos de los gatos se alejan del escondite, pasando de largo sin encontrar al aprendiz, quien está oculto junto a Zarpa Gris y Fauces Amarillas. La vieja gata propone buscar ayuda para recuperar a los Cachorros del Clan del Trueno en los mismos miembros del Clan de la Sombra. Al ver lo sorprendidos que están los aprendices, explica que no todos los gatos de su antiguo clan apoyan a Estrella Rota, quien, al convertirse en líder, había obligado a los veteranos a abandonar el campamento para cazar por sí mismos en el lindero. Muchos de los veteranos se criaron según el Código Guerrero, y podrían ayudar a Fauces Amarillas. Pensando deprisa, Zarpa de Fuego también propone convencer a la patrulla de su clan, si logra explicarles la situación antes de que descubran a Fauces Amarillas. Le ordena a Zarpa Gris que vuelva al fresno muerto, donde se huele la sangre de los cachorros, para esperar a que alguno de los dos regrese. Preocupado, Zarpa Gris le pregunta en susurros a su amigo si de verdad confía en que Fauces Amarillas vuelva con ayuda. La vieja gata promete volver con apoyo, y les pide que confíen en ella. Luego, aprobada la decisión por Zarpa de Fuego, se marcha a través de los arbustos. Los dos amigos se preguntan si hicieron lo correcto en dejarla ir, ya que si la misión sale bien, quedarán como héroes, pero si sale mal, pueden darse por muertos.
Zarpa de Fuego sale corriendo tras el rastro de la patrulla (que no intenta disimular su clara invasión hostil en territorio enemigo), atravesando el claro neblinoso de aulagas, ortigas y zarzales conforme el bosque se sume en una despejada noche y la luna aparece, aunque sin iluminar el sombrío territorio. Mientras avanza, el aprendiz percibe la presencia de Tormenta Blanca, aunque no huele a Garra de Tigre por ningún lado. Logra alcanzar a la enardecida patrulla, pegando un patinazo detrás de ellos. Furiosos, los miembros del Clan del Trueno se dan la vuelta preparados para atacar, aunque pronto reconocen al aprendiz. La patrulla está conformada por Tormenta Blanca, Cebrado, Viento Veloz, Musaraña y Sauce. El guerrero blanco le exige saber qué hace allí, y Zarpa de Fuego explica que Estrella Azul lo había enviado con la misión de localizar a Fauces Amarillas antes que el resto. Tormenta Blanca lo interrumpe, pensativo, informando que la líder le había comunicado sobre la posible presencia de un amigo en el territorio del Clan de la Sombra. Orgulloso por la complicidad del gato, Zarpa de Fuego se atreve a preguntarle si Garra de Tigre los acompaña.Tormenta Blanca contesta que Estrella Azul insistió en que el lugarteniente debía quedarse a proteger al resto de los cachorros de la maternidad. Zarpa de Fuego pide ayuda a la patrulla, aclarando que Zarpa Gris lo está esperando y que planean rescatar a los cachorros de Escarcha esa misma noche. La patrulla acepta ayudar, encantada. Zarpa de Fuego les advierte que para llevar a los pequeños a casa tendrán que invadir necesariamente el campamento enemigo. Ansioso, Viento Veloz pregunta si es capaz de guiarlos hasta allí. El aprendiz responde que él es incapaz de llevarlos, pero que Fauces Amarillas sí puede, y fue a buscar ayuda aliada. Musaraña, furiosa, pregunta retóricamente si encontró a la vieja gata. Confundido, Tormenta Blanca le pregunta a Zarpa de Fuego por qué la traidora ayudaría a recuperar los cachorros que se robó. El aprendiz rojizo declara con firmeza que Fauces Amarillas no se llevó a los gatitos ni mató a Jaspeada, y que la gata solo quiere ayudarlos a rescatar a los pequeños. Tormenta Blanca escucha atentamente, y luego de razonar, le pide a Zarpa de Fuego que les indique el camino.
Todos regresan hacia el fresno podrido, donde Zarpa Gris los aguarda muy impaciente y nervioso. Al verlos surgir de la niebla, sale a su encuentro. Su amigo pregunta si hubo novedades de Fauces Amarillas. Zarpa Gris confirma que la gata todavía no ha aparecido. Zarpa de Fuego intenta calmar a los gatos, apostando a que el viaje de ida y vuelta hasta los gatos del Clan de la Sombra puede ser largo y lejano. Zarpa Gris, en cambio, opina que Fauces Amarillas podría estar ahora mismo compartiendo lenguas con sus viejos camaradas del Clan de la Sombra, mientras ellos están esperando como idiotas a que les tiendan una emboscada. Al detectar lo inseguro y visiblemente tenso que está Tormenta Blanca por tener que confiar ciegamente en esas circunstancias, Zarpa de Fuego establece claramente y muy seguro de sí que Fauces Amarillas volverá. Fauces Amarillas aparece de repente, justo a tiempo, desde atrás del fresno, agradeciéndole al aprendiz su confianza. A cada lado de la gata aparecen otros tres felinos. Los gatos del Clan del Trueno se erizan con hostilidad, y la situación se vuelve incómoda.
Finalmente, un macho gris del Clan de la Sombra, viejo, largo, flaco y deslustrado, se adelanta para hablar. Aclara que solo quieren ayudar a rescatar a los cachorros, y no pretenden hacer daño alguno. Cauteloso, Tormenta Blanca inquiere qué es lo que los implica en el asunto. El veterano gris responde que necesitan la ayuda del Clan del Trueno para eliminar a Estrella Rota, que está quebrantando el Código Guerrero y por ello el Clan de la Sombra está sufriendo. Viento Veloz responde sarcásticamente, asegurando con ironía que invadir el campamento, matar al líder y recuperar a las crías parece muy sencillo. Sin embargo, el viejo gato asegura que no encontrarán tanta resistencia como esperan.
Fauces Amarillas interviene para presentar a sus amigos: la acompañan el gato gris, una pequeña reina atigrada y un viejo macho negro. El primero se llama Cenizo, y el tercero es Nocturno, un gato experimentado de antes de que asesinaran a Estrella Mellada. Fauces Amarillas presenta a la atigrada como Nube del Alba, una de las reinas de mayor edad, quien perdió a dos de sus hijos durante la expulsión del Clan del Viento. Esta asegura que ya no quiere perder más cachorros. Tormenta Blanca contempla a los gatos del Clan de la Sombra y felicita sus habilidades de sigilo. Luego consulta cómo es la situación dentro del Clan de la Sombra, para tener una idea de cómo darán el ataque. Cenizo cuenta que los viejos y los enfermos están muriendo lentamente, y que las bajas entre los cachorros del clan son inimaginables. Cebrado pregunta entonces cómo es que el Clan de la Sombra dio muestras de tener tanta fuerza si todo era un desastre, y cómo era que Estrella Rota seguía siendo el líder a pesar de todo. Cenizo explica que su líder está rodeado por un círculo cerrado de guerreros de élite, completamente feroces y realmente fieles hasta el final, que morirían por él sin dudarlo. En cambio, el resto de los gatos lo sigue solo porque tiene miedo. Asegura que el resto del clan solo luchará por Estrella Rota si saben que va a ganar, pero que quizás, si pensaran que su líder va a perder, no sería así. Asqueado, Cebrado cuestiona esa lealtad en la que los gatos lucharían contra un líder y no por él si no llevara las de ganar. Fauces Amarillas intenta calmar la situación, explicando que todo era distinto cuando Estrella Mellada era el líder: el Clan de la Sombra era temido por su fuerza, pero en ese entonces la fuerza del clan procedía de la lealtad y el Código Guerrero, y no del miedo y la sed de sangre. Tormenta Blanca pregunta cómo es que realmente Estrella Mellada murió, ya que la verdad es incierta y en las Asambleas solo se corrieron rumores. Con mucha pena, Fauces Amarillas informa que una patrulla de otro clan le tendió una emboscada. Tormenta Blanca admite que eso es lo que más se sospecha, aunque son tiempos muy malos si un líder es aniquilado en la oscuridad en vez de en una batalla honorable y justa.
Inmediatamente, los gatos se concentran en el plan de acción. Zarpa de Fuego pregunta si hay alguna posibilidad de llevarse a los pequeños sin ser vistos. Nube del Alba lo niega, explicando que Estrella Rota espera que el Clan del Trueno intente recuperar a los gatitos, por lo que su única esperanza es un ataque directo. Tormenta Blanca establece que entonces, deben concentrar su ataque sobre el líder y su guardia personal. Fauces Amarillas tiene una idea, y para ingresar al campamento, propone fingir que sus amigos del Clan de la Sombra la capturaron. Así, podrían atraer a todos al claro, y en ese momento, podrían aprovechar para lanzar la emboscada. Tormenta Blanca, luego de pensar, aprueba el plan, y le ordena a Fauces Amarillas conducirlos hasta el campamento del Clan de la Sombra.

Personajes[]

Principales[]

Secundarios[]

Mencionados[]

Lugares[]

Referencias y citaciones[]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 Revelado en En territorio salvaje, página 233
  2. Revelado en En territorio salvaje, página 224
  3. 3,0 3,1 3,2 Revelado en En territorio salvaje, página 235
  4. Revelado en En territorio salvaje, página 236
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 5,5 Revelado en En territorio salvaje, página 237
  6. 6,0 6,1 6,2 Revelado en En territorio salvaje, página 234


Capítulos de En territorio salvaje
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Capítulo 25