Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
¡Yo! ¿Vivir a la intemperie, bajo la lluvia, y tener que cazar cada bocado de comida? ¡No, gracias! Además, a mí me parece que sois demasiados. Nunca me acordaría de todos los nombres. Y no estaría bien que dejara sola a Pelusa.

Humazo rechazando la oferta de unirse al Clan del Trueno en Atardecer, página 202


Humazo (Original: Smoky) es un musculoso gato blanco y gris.[1]

 Historia[]

En La nueva profecía[]

Luz estelar[]

Humazo es un solitario que vive en el Cercado de los Caballos en el lago con sus parejas Dalia y Pelusa, y sus cachorros con ésta última.
Humazo detiene al Clan del Trueno y al Clan del Viento cuando se dirigen a la Asamblea, y demanda saber quiénes son. Dos guerreros, Enlodado del Clan del Viento y Nimbo Blanco del Clan del Trueno, se preparan para atacarlo, pero el líder del Clan del Trueno, Estrella de Fuego, los detiene. Trata de decirle a Humazo que no están allí para lastimarlo, pero cuando Enlodado lo amenaza otra vez, Humazo permanece agresivo. Mientras Zarzoso está tratando de descifrar lo que significa la palabra que usan los solitarios para los Dos Patas, Humazo les ordena irse una vez más. Esquiruela le dice que no sea tan rudo, mientras Zarzoso piensa que si Humazo continua esta confrontación, podría haber una pelea.
La discusión termina cuando Cola Blanca se adelanta y señala que huele a cachorros detrás de Humazo y Dalia, y dice que el gato sólo está defendiendo a su familia. Dándose cuenta también, Estrella de Fuego le promete a Humazo que nadie lastimará a los cachorros. Esto parece calmar a Humazo. Humazo se introduce igual que Dalia, y cuenta a la patrulla que hay un perro viviendo en una vivienda de los Dos Patas cercana, el cual a veces está afuera. Después de ser agradecido por Estrella de Fuego, Humazo regresa dentro de la granja, siendo seguido por una renuente Dalia.

Crepúsculo[]

Humazo no aparece formalmente en Crepúsculo, pero aparece en las filiaciones. Es mencionado cuando una patrulla del Clan del Trueno se topa con Dalia y sus tres cachorros; que también son hijos de Humazo. Dos de los gatitos se parecen físicamente a él, compartiendo el color de pelaje.

Atardecer[]

Humazo se apresura para ayudar a Zarzoso y Nimbo Blanco cuando los dos guerreros son atrapados por una estampida de caballos. Los lidera a la granja, y una vez que llegan allí, Humazo remarca que no esperaba que volvieran otra vez. Zarzoso y Nimbo Blanco revelan sus razones: tienen que hablar con Dalia, quien se ha llevado a sus cachorros -Pequeña Pinta, Bayito y Ratoncillo- lejos del Clan del Trueno sin decirle a ningún gato. Dalia les cuenta que se fue porque estaba conmocionada por el ataque de los tejones, y porque la cola de Bayito tuvo que ser amputada después de que quedó atrapado en una trampa para zorros.
Después de escuchar a Nimbo Blanco, que está tratando de persuadir a Dalia para que regrese al bosque, Humazo se acerca a ella, y le murmura que es mejor si regresa. Dalia le dice a Humazo que pensaba que los extrañaba. Humazo responde que así es, pero que puede ver lo mucho que sus cachorros quieren regresar a la hondonada de piedra. También sugiere que puede regresar a la granja una vez que sus cachorros hayan crecido y puedan cuidarse por sí mismos. Nimbo Blanco invita a Humazo a unirse al Clan del Trueno, para el desconcierto de Zarzoso; pero Humazo está horrorizado por esto. No le gusta la idea de vivir afuera y tener que cazar para comer. Continúa diciendo que la vida de clan suena muy concurrida para él, y no recordará ninguno de sus nombres. También explica que no quiere dejar a Pelusa sola. Después de que Bayito le ruegue volver a Dalia otra vez, ella a regañadientes acepta regresar.
Humazo le ofrece a Zarzoso y Nimbo Blanco algo de comida de minino casero, pero sólo Nimbo Blanco acepta. Zarzoso recuerda las historias sobre Nimbo Blanco tomando comida de los Dos Patas, y se pregunta si todavía le gusta tanto como antes.

En El poder de los tres[]

Exilio[]

Cuando Glayino, Carrasquera, Leonino, Esquiruela, Zarzoso, Corvino Plumoso, Ventolino, Trigueña, Borrascoso, Rivera, Garra y Noche atraviesan el territorio del Clan del Viento y el cercado de los caballos, donde viven Pelusa y Humazo; Glayino nota que ninguno de los dos ha salido a saludarlos. También es capaz de escuchar al perro que vive cerca de las caballerizas.

Amanecer[]

Cuando se descubren ciertas circunstancias misteriosas alrededor del asesinato de Cenizo, el Clan del Trueno sospecha que Solo es el culpable. Zarzoso lidera una patrulla junto a Carrasca, Leonado, Betulón, Fronde Dorado y Pinta, para encontrar a Solo y llevarlo al Clan del Trueno para interrogarlo. En su viaje al lugar donde se ahoga el sol, Zarzoso se detiene en la granja del cercado de los caballos, donde Humazo y Pelusa reciben amablemente al grupo. El gato blanco y gris está preocupado de que algo grave haya ocurrido en los clanes, pero Zarzoso le asegura que no hay nada de lo que preocuparse. Luego, procede a adelantar a Pinta, presentándola ante su padre. Pinta recuerda cuando Dalia se la llevó a la granja junto a Bayo y Ratonero cuando eran cachorros. Emocionada, se aproxima junto a Humazo, quien le da un lametón amistoso, diciéndole lo mucho que la ha extrañado.
Pinta dice a su padre que ella y sus hermanos -Bayo y Ratonero- ahora son guerreros. Humazo pregunta por Dalia, recordando lo asustada que parecía la última vez que la vio. Zarzoso le comenta que Dalia etá bien, y Pinta informa que la gata ahora tiene una nueva camada de dos cachorro, Rosina y Tordillo. Humazo comenta que Dalia ha seguido adelante, y contempla la distancia por un segundo para luego volver en sí y pedirle a Pinta que le enseñe algún movimiento guerrero que haya aprendido. Su hija así lo hace, y Humazo se ve feliz de sus progresos.
Pelusa ofrece a la patrulla quedarse una noche en el establo y Humazo coincide con ella, pero Zarzoso rechaza cortésmente el ofrecimiento. Pinta explica que van tras un asesino, y Fronde Dorado describe a Solo, preguntando a los dos solitarios si lo han visto. Pelusa le informa que sí, y Zarzoso explica que ahora están más cerca de atraparlo. El grupo se prepara para partir, y Pinta promete visitar a su padre en el viaje de vuelta, dejando así la granja.

En El augurio de las estrellas[]

El cuarto aprendiz[]

Humazo no aparece formalmente en El cuarto aprendiz, pero aparece en las filiaciones.

Familia[]

Miembros[]

Parejas:

Dalia (anteriormente):[2] Viva (hasta El cuarto aprendiz)
Pelusa:[3] Estado desconocido

Hijos:

Cachorros desconocidos:[3] Estado desconocido
Bayo:[4] Vivo (hasta El cuarto aprendiz)
Ratonero:[4] Vivo (hasta El cuarto aprendiz)

Hija:

Pinta:[4] Viva (hasta El cuarto aprendiz)

Árbol[]

Zancudo
 
 
 
Dalia
 
 
 
Humazo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Tordo
 
 
 
Rosada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Bayo
 
 
Pinta
 
 
Ratonero

    = Macho

    = Hembra

    = Sexo desconocido

Citas[]

"Tranquilizaos. ¿Es que no oléis a los cachorros? Él sólo está defendiendo a su prole."
Cola Blanca a Enlodado sobre Humazo Luz estelar, página 229


Humazo: "Quizá deberías irte."
Dalia: "Creía que me echabas de menos."
Humazo: "Así es. Os echaba de menos a todos. Pero es evidente que nuestros hijos no van a acostumbrarse a esta vida. Desde que pisaron el granero, no han hecho otra cosa que hablar del bosque. Siempre puedes regresar cuando ellos ya sean adultos."
Humazo animando a Dalia a volver al Clan del Trueno Atardecer, páginas 201-202


Pinta: "¡Ha tenido una nueva camada! Dos cachorros, Rosina y Tordillo. ¡Son una preciosidad!"
Humazo: "Ya veo que ha seguido adelante..."
Humazo y Pinta compartiendo novedades sobre Dalia Amanecer, página ?


"Estoy impresionado. No cabe la menor duda de que el Clan del Trueno enseña a los gatos a cuidar de sí mismos."
Humazo tras rencontrarse con Pinta Amanecer, página ?

Referencias y citaciones []

  1. 1,0 1,1 1,2 Revelado en las filiaciones de Luz estelar
  2. Revelado en Luz estelar, páginas 228-229
  3. 3,0 3,1 Revelado en Luz estelar, página 229
  4. 4,0 4,1 4,2 Revelado en Crepúsculo, página 146
Advertisement