Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
Aviso.png Este artículo es un esbozo. Puedes ayudar en Los Gatos Guerreros Wiki expandiéndolo. Aviso.png


Inserta el texto aquí


El siguiente artículo contiene información detallada del capítulo 4 de Medianoche (libro). Si estás buscando un resumen más corto del libro, por favor mira la cronología.

Resumen del capítulo

PdV de Zarzoso

Zarzoso sale de la guarida de guerreros y mira fijamente el espacio abierto que es el campamento. Se menciona que ese cuarto de luna no ha llovido, y que el aire en el bosque es sofocante. Los arroyos se han secado y el Clan ha tenido que viajar a los que hay pasados los Cuatro Árboles para obtener agua.

Desde que Zarzoso fue a la Asamblea, pasó las noches incómodo, con dificultades y sintiéndose turbado al despertar de sus pesadillas, a pesar de que todo estuviera en calma cuando despertaba. Zarpa Candeal y Topillo estaban practicando su entrenamiento justo fuera de la guarida de aprendices, y Musaraña volvía con Zancón y Orvallo, ambos gatos adultos habían conseguido cazar una presa. Estrella de Fuego y Látigo Gris estaban hablando con Esquirolina y Manto Polvoroso, y no muy lejos de ahí él escuchaba su interesante conversación.

Estrella de Fuego le preguntó a Zarzoso si estaba listo para patrullar otra vez y ver si el Clan de la Sombra ha cruzado la frontera en busca de agua. Zarzoso alega que por otra parte, el Clan de la Sombra tiene toda el agua que necesita, y que se encuentran perfectamente con su recurso de agua. Estrella de Fuego, estando medianamente de acuerdo con su declaración, dice que no siempre cree a los líderes en la Asamblea y que en realidad nunca ha confiado en Estrella Negra. Luego hace un comentario diciendo que él mandará guerreros al territorio del Clan del Trueno por las ricas presas que tienen. Látigo Gris no está muy alejado, y concuerda con Estrella de Fuego, diciendo que el Clan de la Sombra de seguro dará problemas en cualquier momento y en cualquier lugar; ya que han estado excesivamente tranquilos con ellos durante muchas lunas. Zarzoso se siente alterado, con la sensación de estar siendo observado al reconsiderar las órdenes de Estrella de Fuego. Abre la boca para decir algo pero la cierra inmediatamente, ahora Estrella de Fuego está interesado en lo que iba a decir.

Él dice que si un Clan va a causar problemas, sería el Clan del Viento. Aclara que Estrella Alta dijo que sus tierras estaban secas, y que el Clan del Viento podría robar presas del Clan del Trueno debido a las sospechosas tierras secas y sin presas del Clan de Estrella Alta. Esquirolina no está de acuerdo, y llama a Zarzoso ratón descerebrado. Ella cree que el Clan del Viento le robará al Clan del Río porque estos últimos habían permitido que los primeros bebieran de su río. Zarzoso replica que el río no se encuentra muy lejos de los terrenos del Clan del Trueno, y las presas del Clan del Viento pueden saltar fácilmente al territorio del Clan del Trueno. Esquirolina aúlla que Zarzoso se cree muy inteligente, y debería revisar la frontera del Clan de la Sombra como se le dice. Manto Polvoroso añade de forma sarcástica que, obviamente, Esquirolina nunca ha desobedecido una orden. La gata rojiza ignora a su mentor y dice que el Clan de la Sombra siempre ha dado problemas pero el Clan del Viento son aliados. Zarzoso se enfada aún más y desea que Esquirolina no hubiera interrumpido la conversación. Él le pide que escuche tan solo por un momento, a lo que ella ataca con un golpe de su zarpa delantera y las garras desenvainadas. Esto enfurece al guerrero atigrado y se prepara para saltar encima suya, pero Estrella de Fuego los separa, gritando que ya basta.

Zarzoso pide perdón y Manto Polvoroso incita a Esquirolina, quien farfulla una disculpa. Pero después añade que Zarzoso sigue siendo un ratón descerebrado. Manto Polvoroso le dice a Estrella de Fuego que Zarzoso tiene algo de razón, porque incluso aunque el Clan de la Sombra sea problemático el Clan del Viento está hambriento, y que haya presas en la otra frontera puede resultarles muy tentador. Estrella de Fuego concuerda y le dice a Zarzoso que lleve una patrulla a la frontera del Clan del Río, hasta los Cuatro Árboles, acompañado de Manto Polvoroso y Esquirolina. El líder de color anaranjado dice que espera que se lleven bien, y a Zarzoso le alivia haberse librado por casi atacar a la aprendiza rojiza. Látigo Gris dice que le conseguirá más gatos que vayan con él a la frontera del Clan de la Sombra, y se va apresuradamente a la guarida de guerreros.

Estrella de Fuego le hace un gesto a Manto Polvoroso, dándole autoridad en la patrulla, luego regresa a la Peña Alta. Manto Polvoroso comienza a dirigirse al túnel de aulagas, pero se da cuenta de que Esquirolina no se ha movido. Él pregunta qué le ocurre y ella lloriquea diciendo que no quiere patrullar con Zarzoso. El atigrado de color oscuro pone los ojos en blanco, sin estar de humor para discusiones. Manto Polvoroso dice que Esquirolina entonces no tendría que haberse peleado y que debe aprender cuando callarse. La aprendiza dice que siempre parece ser momento de callarse. Manto Polvoroso dice que esa era la idea, y le da un coletazo amistoso a su aprendiza en la oreja; Zarzoso percibe así el afecto entre mentor y aprendiza. Manto Polvoroso dice que deberían irse a renovar las marcas olorosas, y ver si podían cazar presas en el camino.

Más tarde, Esquirolina atrapa un rollizo campañol y Zarzoso comenta para sí que la aprendiza de color rojizo es una cazadora muy capaz. Esquirolina le pregunta a Manto Polvoroso si puede comérselo ya que se está muriendo de hambre, y Manto Polvoroso asiente, diciendo que ya han alimentado al Clan y esto es una patrulla fronteriza. Esquirolina mira a Zarzoso mientras toma un mordisco, sin parar de decir lo delicioso que está y preguntándole si quiere un poco. El atigrado marrón oscuro nota que la aprendiza solo intenta compensarle por la discusión, así que dice que sí y le da un bocado.

Manto Polvoroso le pregunta a Esquirolina qué puede oler, y la aprendiza rojiza dice que huele el aroma fresco del Clan del Río y a campañol. Manto Polvoroso dice que una patrulla pasó por allá, lo cual no es una amenaza. A medida que la patrulla se aproxima a Cuatro Árboles, el olor del Clan del Viento se vuelve más fuerte y Zarzoso lo menciona. Manto Polvoroso le asegura que no hay muestras de que el Clan enemigo cruzara la frontera del Clan del Trueno, y Esquirolina actúa de forma triunfal. Zarzoso se encoge de hombros, sin importarle lo más mínimo que le hubiesen demostrado estar equivocado, porque de todos modos no quería problemas en la frontera. Manto Polvoroso se agacha entre la hierba y hace una señal para que los demás miembros de la patrulla hagan lo mismo. Zarzoso suplica para sus adentros que Esquirolina no haga ningún comentario astuto, y afortunadamente no lo hace. Los gatos del Clan del Trueno ven una patrulla del Clan del Viento compuesta por Enlodado, Bigotes y un aprendiz gris oscuro que llevaba un campañol. Enlodado dice que percibe el olor del Clan del Trueno y Manto Polvoroso sale de su escondite, para sorpresa de Enlodado, y pregunta porqué están en territorio del Clan del Trueno. El lugarteniente del Clan del Viento replica que no están robando presas. Esquirolina pregunta de dónde vino el campañol, y Bigotes dice que no pertenece al Clan del Trueno, viéndose avergonzado dice que es de la frontera del Clan del Río. Zarzoso añade que sigue siendo una presa del Clan del Río y que no tienen derecho a robarla. El aprendiz del Clan del Viento le dice bruscamente a Zarzoso que se ocupe de sus propios asuntos y lo ataca.

Zarzoso aúlla asombrado, desembarazándose del aprendiz y yendo a por su garganta, pero ve que Bigotes apunta un golpe así que se prepara para combatir contra dos. En cambio, Bigotes pega al aprendiz, apartándolo con aspecto furioso. Le dice al aprendiz que no tiene ningún derecho a atacar a otro guerrero cuando es él el intruso, llamándole por el nombre de Corvino, y Corvino contesta que Zarzoso los había llamado ladrones. Bigotes responde que Zarzoso tiene razón. Luego Bigotes se disculpa con Manto Polvoroso, confirmando que sí robaron, pero se defiende al decir que tanto cachorros y veteranos en el Clan del Viento pasan hambre. Manto Polvoroso le dice que eso no concierne al Clan del Trueno salvo que el Clan del Viento se metiera en su territorio. Enlodado apremia a Corvino para que lo siga, y él parece enojado por que le pillaran. Zarzoso nota que el aprendiz de color oscuro nunca maulló una disculpa.

Después de que la patrulla se marchara, Esquirolina le pregunta a Zarzoso si está contento ahora que ha demostrado tener razón, a lo que Zarzoso protesta que no ha alardeado en absoluto. La aprendiza se va de mala gana y Zarzoso suspira, pensando que hubiera preferido que aquel incidente no pasara, y le preocupa que este fuera el problema que el Clan Estelar predijo.

Los siguientes días, Zarzoso se pregunta qué ocurrirá en la Asamblea y llega al fin la noche en la que se reunirán el resto de gatos elegidos para la profecía. Zarzoso utiliza la luz de las estrellas para guiarse por el barranco. El atigrado de color oscuro finalmente llega a los Cuatro Árboles y se pasea hasta ver unos arbustos que susurran, preguntándose de qué Clan será este gato. Cuando el gato da un paso afuera, Zarzoso se eriza al reconocer al desconocido. Grita su nombre estupefacto, Esquirolina.

Personajes

Próximamente

Lugares

Próximamente

Referencias y citaciones


Capítulos de Medianoche
PrólogoCapítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4Capítulo 5Capítulo 6Capítulo 7Capítulo 8Capítulo 9Capítulo 10Capítulo 11Capítulo 12Capítulo 13Capítulo 14Capítulo 15Capítulo 16Capítulo 17Capítulo 18Capítulo 19Capítulo 20Capítulo 21Capítulo 22Capítulo 23Capítulo 24Epílogo
Advertisement