Los Gatos Guerreros Wiki
Advertisement
Los Gatos Guerreros Wiki
Yo nací en el cercado de los caballos con Ratolino y Bayino. Es que alguien piensa que no tenemos derecho a entrenar hasta convertirnos en guerreros

Pinta en una reunión del clan en La mirada secreta, página 213


Pinta (Original: Hazeltail, literalmente Cola de Avellana) es una pequeña[1] gata[2] blanca y gris[2][1], de denso[6] y esponjoso[7] pelaje. Su cola tiene la forma de la rama de un avellano[8].

Historia[]

En La nueva profecía[]

Crepúsculo []

Pinta es uno de los tres cachorros nacidos de una solitaria llamada Dalia quien vivía en el Cercado de los Caballos. Sus hermanos son Bayo y Ratón. Dalia teme que los Pelados puedan llevar a sus cachorros lejos de la misma manera que se llevaron a los de Pelusa, así que huyó dentro del territorio de los Clanes.
Son expulsados del territorio del Clan del Viento, pero son encontrados por una patrulla del Clan del Trueno. Nimbo Blanco es el primero en notar a los cachorros, escondidos detrás de unas plantas altas. Dalia les dice a los gatos del Clan su situación, y les ruega por ayuda, ya que sus cachorros no pueden lograr viajar más lejos, y si regresa a casa, los Pelados podrían robárselos. Nimbo Blanco quiere traerlos al campamento, aunque Fronde Dorado está escéptico. Esquiruela señala es ahora o nunca para los cachorros, y ciertamente no los van a enviar al Clan de la Sombra.
Dalia y sus cachorros son llevados al campamento, donde Fronda, una reina, los cuida mientras su madre se está recuperando. Cuando Dalia le dice a Hojarasca Acuática sus nombres, la joven aprendiz de curandero le dice que en el Clan, serán conocidos como Pequeña Pinta, Ratoncillo y Bayito.
Cuando los tejones atacan al campamento del Clan del Trueno, Dalia y sus cachorros tienen que escapar del campamento y buscar refugio fuera en el bosque.

Atardecer[]

Como sus hermanos, Pequeña Pinta es absorbida por la vida del clan, pero Dalia está aterrada por el reciente ataque de los tejones. La última gota para ella fue cuando Bayito queda atrapado en una trampa para zorros, y casi toda su cola es amputada. Lleva a Pequeña Pinta, Ratoncillo, y Bayito de regreso al cercado de los caballos a pesar de que sus cachorros ruegan por quedarse, pensando que los Dos Patas no se los llevarán si ellos son lo suficientemente grandes para cazar.
Zarzoso y Nimbo Blanco van al cercado de los Dos Patas para tratar de persuadir a Dalia para que regrese con sus cachorros a la hondonada de piedra. Cuando Bayito le cuenta a los guerreros que va a cazar a todos los ratones de la granja, Pequeña Pinta protesta diciendo que deje algo para ella y para Ratoncillo, y también comenta que quiere ser un aprendiz como Zarpa Candeal y Betulo. Pequeña Pinta le ruega a Dalia para que regresen al bosque, pero su madre no es convencida hasta que Humazo habla con ella, señalando lo mucho que sus cachorros quieren regresar. Cuando Dalia finalmente cede, sus cachorros están eufóricos, saltando alrededor y exclamando lo felices que están.
Más tarde, Pequeña Pinta y Ratoncillo están cazando una mariposa, y Hojarasca Acuática los sigue para asegurarse de que no se metan en problemas. Pequeña Pinta y Ratoncillo la matan, arrancando una de sus alas. Le cuentan a Hojarasca Acuática que una gata parda les mostró la mariposa; al principio, Hojarasca Acuática piensa que es Acedera, pero Pequeña Pinta y Ratoncillo le dicen que no fue ella. Hojarasca Acuática se da cuenta que es Jaspeada, la antigua curandera del Clan del Trueno, quien les mostró la mariposa como una señal sobre su amiga del Clan del Río, Ala de Mariposa.

En El poder de los tres[]

La mirada secreta[]

Zarpa Pinta ahora es una aprendiza cuyo mentor es Manto Polvoroso. Ella ha estado entrenando durante cuatro lunas, y se dice que no tardaría en convertirse en guerreros. Glayito nota que aunque muchos de los guerreros llamaban todavía a Dalia minino domestico, Zarpa Pinta y sus hermanos parecían nacidos en un clan como cualquiera de sus otros guerreros.
A la mañana siguiente, ella llama a Glayino, diciéndole que deje de fingir que todavía estaba dormido, y le pregunta dónde estaba Bayino. Ella está decepcionada al saber que él ya se había ido, y dice que lo verá durante el entrenamiento de batalla de todos modos. Manto Polvoroso la llama desde afuera para ir a cazar. Ella se siente aliviada, pensando que iba a tener que pasar la mañana limpiando la guarida de los veteranos. Glayino se pregunta por qué querrían que hiciera eso cuando lo tenían. Enojado, piensa que los hijos de Dalia tenían tareas más importantes que él, y que ni siquiera eran nacidos en un clan
Zarpa Pinta, Bayino y Ratolino son elegidos para asistir a una Asamblea. Leonino nota que, aunque no eran nacidos en un Clan, habían sido elegidos para asistir a la asamblea al contrario de Rosellera, Melosa y Carboncill, que sí lo son. Una vez que llegan a la isla, Zarpa Pinta le advierte que no le dé demasiada importancia, ya que los otros Clanes podrían aprovechar su inexperiencia y la de Carrasquera para averiguar qué estaba sucediendo en el Clan del Trueno. Ella y Bayino van a hablar con Lebrato, un aprendiz del Clan del Viento. Cuando llegan Látigo Gris y Mili, ella es una de las gatas que se amontona a su alrededor, olfateando su pellejo con los demás. Ella le pregunta cómo sabía que estaban en la isla, y Leonino sugiere que el Clan Estelar lo había guiado.

Río oscuro[]

Ella está fuera de patrulla cuando Manto Polvoroso evita que dos aprendices de otro clan persigan una ardilla a través de la frontera. Los gatos del Clan del Trueno se preguntan por qué el Clan del Viento ha decidido que van a comenzar a cazar ardillas, y casi se desata una pelea. Cuando se van, Zarpa Pinta se pregunta si ese clan está planeando un ataque porque solo los gatos del bosque cazaban ardillas, y ellos eran gatos de páramo. Leonino se pregunta si los perros les estaban dificultando la caza, pero Zarpa Pinta dice que habían podido lidiar con esto en la última estación de la hoja nueva.
Mientras Leonino regresa de una reunión con Carrasquera, ve a un grupo de gatos huyendo del campamento, entre ellos Zarpa Pinta. Ella le pide que se una a ellos, y explica que la patrulla de la madrugada había visto al Clan del Viento matar a una ardilla en el lado equivocado de la frontera, y había estallado una pelea. Ratolino había venido al campamento para buscar más guerreros en busca de ayuda, incluida ella misma. Ayuda a leonino a luchar contra Ventolino, y le dice al aprendiz del Clan del viento que nunca se detenga para regodearse después de que ella lo golpee con la cabeza. Ella muerde su cola, pero Ventolino la patea, preguntándole a Leonino si él no podría ganar una pelea por su cuenta. Poco después, ella envía a Lebrato de regreso a la frontera, lo llama cachorro y le grita que regrese a la maternidad. Después de que termine la pelea, ella se regocija y Rosellera acepta que ahora se siente como una verdadera guerrera. Ella le dice a Melosa que Leonino realmente le dio una lección a Ventolino.

Exilio[]

Zarpa Pinta se encuentra con Glayino en el bosque y le muestra el campañol que había atrapado, aunque él tiene que identificar lo que ella está llevando por el olor. Ella orgullosamente dice que esta fue su última evaluación de caza, y que su ceremonia de guerrera iba a tener lugar ese día. Ella sabe que Manto Polvoroso estaría contento con su captura, y su presa era lo suficientemente grande como para alimentar a los dos nuevos cachorros de Dalia. Glayino le recuerda que los cachorros no eran lo suficientemente grandes para comer presas, pero se niega a desanimarla, y decide dárselo a Dalia. No puede esperar a que tengan la edad suficiente para jugar, y se pregunta si Estrella de Fuego le permitiría ser mentor de uno de ellos. Glayino responde que Estrella de Fuego probablemente no permitiría que los parientes de los cachorros los entrenaran, pero antes de que pueda terminar, manto Polvoroso lo interrumpe y le pregunta si Zarpa Pinta estaba cazando o cotilleando. Ella muestra su campañol, y su mentor lo lleva de regreso al campamento para ella, permitiéndole continuar cazando.
Antes de su ceremonia, Zarpa Pinta dice que, además de su campañol, había atrapado un mirlo, lo que hizo que Manto Polvoroso dijera que nunca había visto a un gato saltar tan alto. Dalia está horrorizada por todos los rasguños en sus pieles, y trata de limpiarlas tanto como sea posible antes de que Estrella de Fuego comience la ceremonia. Zarpa Pinta se convierte en una guerrera, Pinta. Glayino siente lo orgullosos que están, y una confianza renovada en el resto del Clan de que el Clan se estaba expandiendo, y las pruebas del Gran Viaje solo eran ya un recuerdo.

Eclipse[]

Ratonero está ansioso por contarles a Pinta y a Bayo de que el olor del Clan del Viento esta en su lado de la frontera, ya que es la primera crisis que el Clan del Trueno ha enfrentado desde que Pinta y sus hermanos se convirtieron en guerreros.
Cuando el Clan del Viento los invade, se dividen en varios grupos y se dispersan por todo el bosque. Ella y Ratonero son elegidos para ir con la patrulla de Zarzoso, al pueblo de Dos Patas. Más tarde está presente cuando el sol se desvanece, y Hojarasca Acuática lo interpreta como una señal del Clan Estelar para detener la batalla. Pinta lamenta que no habían comenzado la batalla, y Candeal gruñe que había sido culpa del Clan del Viento. El sol vuelve pronto, lo que resulta en el final de la batalla.
Pinta está presente durante la ceremonia guerrera de Leonino, Carrasquera y Carboncilla. Ella y su hermano, Bayo, envían sus felicitaciones a los nuevos guerreros.

Sombras alargadas[]

Aparece por primera vez cuando es elegida para una patrulla. Carrasca al unirse tarde a la patrulla es regañada tanto por Betulón como por Nimbo Blanco, esto provoca que Pinta le diga reconfortantemente que el maullido de Nimbo Blanco es peor que su mordida, y que Betulón siempre es mandón con los nuevos guerreros. La patrulla comienza a discutir sobre Solo. Ella dice que él no era un bicho raro, ya que predijo la desaparición del sol cuando los curanderos no lo hicieron.
Durante la patrulla, ella se acerca demasiado a la frontera con el Clan de la Sombra mientras caza. Aunque Carrasca intenta advertirle, una patrulla del Clan de la Sombra la ve y exige saber por qué estaban tan cerca de la frontera. Carrasca intenta ser amigable, pero ellos la rechazan diciendo que solo porque habían luchado en el mismo bando contra el Clan del Viento y el Clan del Río no los convierte en aliados. Luego le preguntan a Pinta qué había estado haciendo tan cerca de la frontera, y ella responde confusamente que había estado persiguiendo a una ardilla, la acusan de robar presas, y de que Pinta solo se detuvo porque habían llegado a tiempo para verla. Cuando Zarzoso llega a la escena, Pinta le dice que había estado persiguiendo a una ardilla sin darse cuenta de lo cerca que estaba de la frontera, pero Carrasca le había advertido antes de que pudiera cruzar la frontera. Se produce una discusión y Betulón ataca a Crótalo por llamar cobardes al Clan del Trueno. Pinta aleja a Carboncillo de su compañero de clan cuando el aprendiz intenta unirse a la pelea. Tormenta de Arena le dice a Betulón y a Pinta que regresen, pero Yedra bloquea su camino hacia ellos, burlándose mientras pregunta si el Clan del Trueno no puede librar una batalla que habían comenzado. Zarzoso dice que el Clan de la Sombra era quienes la habían provocado. Carrasca se encoge mientras escucha a Pinta y a Betulón peleando con Carboncillo y Crótalo, y de repente les grita que se detengan. Son sorprendidos por ella y la pelea termina.
En su camino de regreso al campamento, Pinta le dice a Carrasca que se golpeó la cabeza con una rama y que ahora estaba mareada. Después de que Carrasca permite que Pinta se apoye en ella para apoyarse, ella dice que Betulón tuvo suerte de que ella se hubiera unido a la pelea, porque de lo contrario, le habrían arañado aún más. Hojarasca Acuática le da algunas semillas de amapola y le dice que no puede realizar ninguna de sus otras tareas hasta mañana.
Cuando la enfermedad asola al Clan, tienen que poner en cuarentena a todos los gatos infectados en la guarida abandonada de los Dos Patas. Ella ayuda a crear lecho de musgo y le grita a Bayo cuando lo encuentra acurrucado en uno de ellos. Ella gruñe que eran para los gatos heridos, pero él se queja a la defensiva de que había estado trabajando todo el día.

Amanecer[]

Zarzoso escoge a Pinta, Betulón, Carrasca, Leonado y Fronde Dorado para que lo acompañen al lugar donde se ahoga el sol, con el objetivo de encontrar a Solo e interrogarlo sobre el asesinato de Cenizo. Pinta parece muy emocionada de ir a donde ningún gato ha estado antes, aunque Carrasca le recuerda que Zarzoso y Esquiruela ya estuvieron allí. Pinta remarca lo emocionante que aquello debe haber sido, añadiendo que los padres de Carrasca son muy aventureros.
Mientras se alejan del territorio de los clanes, Zarzoso se detiene en el cercado de los caballos, buscando a Humazo y Pelusa, los solitarios que viven allí. El atigrado presenta a Pinta ante Humazo, quien es su padre. Ella queda impactada de verlo nuevamente, y lo saluda muy entusiasmada. La gata cuenta cómo ella y sus hermanos, Bayo y Ratonero, ahora son guerreros del Clan del Trueno; y que Dalia ahora tiene una nueva camada de dos cachorros. Humazo parece pensativo con la noticia de que su antigua pareja ha seguido adelante, pero rápidamente vuelve en sí, pidiéndole a su hija que le enseñe alguna de sus habilidades guerreras aprendidas. Pinta le demuestra un movimiento de acecho, saltando sobre Betulón y peleando a modo de juego. Los dos solitarios invitan a los gatos de clan a quedarse en la granja, pero Zarzoso rechaza cortésmente la oferta. Pronto se marchan, y Humazo invita a Pinta a visitarlo siempre que quiera. Betulón comenta en un susurro a Carrasca que debe ser difícil pertenecer a un clan a medias, ya que aquello te impide ver a parte de tu familia.
Carrasca ayuda a quitar una espina de la nariz a Pinta cuando sale del seto antes de cruzar un sendero atronador. Cuando están cruzando, Pinta se queda paralizada a medio camino, presa del pánico, y, mientras la gata permanece inmóvil, aparece un monstruo que cada vez se aproxima más a ella. Carrasca le grita que corra, pero Pinta está muy aterrorizada como para moverse. Zarzoso la salva a duras penas, poniendo su vida en peligro, y, tras lograr llegar al otro lado a salvo, comenta sarcásticamente que al menos vieron un ejemplo de cómo no cruzar un sendero atronador. Aún nerviosa, Pinta se disculpa, dándose cuenta de que podría haber causado que Zarzoso muera, y, agradeciéndole por haberla salvado, promete no reaccionar así ninguna otra vez. Cuando los gatos se están instalando para dormir, Pinta caza junto a Carrasca para animarla.
Al llegar al lugar donde se ahoga el sol, Betulón cae al agua, y Fronde Dorado y Zarzoso van tras él. Al principio, Pinta permanece horrorizada en su sitio, pero vuelve en sí cuando Leonado le pide ayuda para arrancar una rama larga y utilizarla para rescatar al resto. Al principio, cuesta sacarlos del agua, pero finalmente lo logran.
La líder de un grupo de solitarios, llamada Audaz, lleva a la patrulla adonde vive Puma, ya que otro gato llamado Chino reveló que Solo está viviendo con el viejo atigrado. Allí, Solo encuentra a los gatos de clan, y pregunta si lo estaban buscando. Pinta se alarma con su súbita aparición, y Carrasca se percata de que su compañera cree de verdad que Solo es el asesino de Cenizo. Más tarde, Pinta comenta que está aliviada de haber encontrado a Solo, aunque Carrasca admite que le da lástima dejar a Puma solo, separándolo de su compañía. Pinta protesta, recalcando que Solo es un asesino, que quizás podría incluso matar a Puma, tal como hizo con Cenizo. Carrasca insiste en que Solo no haría eso, pero Pinta le pregunta cómo está tan segura. Ella dice que necesitan llevar a Solo con el Clan del Trueno antes de que cause más problemas, para que Estrella de Fuego se haga cargo de él.
Mientras el grupo regresa, Pinta trepa un árbol para averiguar si van en dirección correcta. Anuncia que no puede ver el lago, pero sí puede saber donde está, ya que contempla las colinas del Clan del Viento; y el lago debería estar justo detrás. Tras indicar el camino, Zarzoso la felicita.
Pinta encuentra un trozo de lana de oveja, a pesar de no saber lo que es, enganchada en una mata de brezo; y comienza a recolectar más para llevar de vuelta al Clan del Trueno. Betulón toma un poco también, pensando en sus cachorros que nacerán pronto.
Mucho más adelante, en una patrulla de caza, Pinta ve a Carrasca clavando las garras en un ratón hasta volverlo un revoltijo aplastado de sangre, para descargar toda la ira que siente hacia Hojarasca Acuática. Asustada, Pinta trata de detener a su compañera, preguntándole qué está haciendo; y Carrasca le espeta agresivamente que se meta en sus propios asuntos. Aterrada por el comportamiento de la guerrera, Pinta se aleja rápidamente, internándose de vuelta entre los helechos.

Familia[]

Miembros[]

Madre:

Dalia:[9] Viva (hasta Amanecer)

Padre:

Humazo:[10] Estado desconocido

Hermanos:

Bayo:[9] Vivo (hasta Amanecer)
Ratonero:[9] Vivo (hasta Amanecer)

Medio hermano:

Tordillo:[11] Vivo (hasta Amanecer)

Medio hermana:

Rosina:[11] Viva (hasta Amanecer)

Árbol[]

Zancudo
 
 
 
Dalia
 
 
 
Humazo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Tordillo
 
 
 
Rosina
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Bayo
 
 
Pinta
 
 
Ratonero

    = Macho

    = Hembra

    = Sexo desconocido


Galería[]

Citas[]

"Dalia no se había convertido en guerrera porque no daba la menor muestra de querer abandonar la maternidad, pero sus hijos Ratolino. Zarpa Pinta y Bayino, eran aprendices, y a Glayito le parecían tan buenos como el resto de sus compañeros de Clan."
—Glayito sobre Zarpa Pinta [[la mirada secreta]], página 31

Ceremonias[]

Ceremonia de nombramiento guerrero
Estrella de Fuego: Yo, Estrella de Fuego, líder del Clan del Trueno, solicito a mis antepasados guerreros que contemplen a estos tres aprendices. Han entrenado duro para comprender el sistema de vuestro noble código, y yo os los encomiendo a mi vez como guerreros. Bayino, Zarpa Pinta, Ratolino, ¿prometéis respetar el código guerrero y proteger y defender a este clan, incluso a costa de vuestra vida?
Zarpa Pinta, Bayino, Ratolino: ¡Lo prometo!
Estrella de Fuego: Entonces, por los poderes del Clan Estelar, os doy vuestros nombres guerreros. [...]
Bayo: [...]
Estrella de Fuego: [...]
Estrella de Fuego: El Clan del Trueno está muy orgulloso de todos vosotros. Servid lealmente a vuestro clan.
Todos: ¡Ratonero! ¡Pinta! ¡Bayo!
Referencia: Exilio, páginas 45-46

Referencias[]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 Revelado en las filiaciones de La mirada secreta
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Revelado en Crepúsculo, página 155
  3. 3,0 3,1 Revelado en Atardecer, capítulo 13
  4. Revelado en Exilio, página 46
  5. Revelado en Crepúsculo, capítulo 10
  6. Revelado en La mirada secreta, página 32
  7. Revelado en Río oscuro, página 184
  8. Revelado en el Facebook de Vicky
  9. 9,0 9,1 9,2 Revelado en Crepúsculo, página 146
  10. Revelado en Crepúsculo
  11. 11,0 11,1 Revelado en las filiaciones de Exilio
Advertisement